La Kiss Army elige A Coruña para traer a otro de los grandes baluartes del rock

|

Kiss Army Spain, el club de fans de la banda de las caras pintadas, ha encontrado en A Coruña un reducto donde la música de sus grupos de cabecera se entiende como en pocos lugares. Tras el éxito inesperado de la Kiss Party celebrada el pasado verano, traerán a la ciudad al ex-Mötley Crüe y también antiguo miembro de Ratt, John Corabi. El músico, que se presentará a bocajarro sin más compañía que su taburete y su guitarra acústica, recalará en la Sala Le Club el próximo domingo 21 para presentar su disco “John Corabi Unplugged”.

El club de fans organiza el concierto de John Corabi el día 21 en la Sala Le Club

Si unos días es el jazz el que fluye por las calles de A Coruña, en otras ocasiones le toca al rock, porque gracias a distintos fans y promotores cada estilo musical va encontrando su sitio. El club de fans de Kiss, la Kiss Army Spain, ha sabido verlo y nuevamente apostará por la ciudad para organizar un espectáculo digno de los viejos roqueros, esos que nunca mueren.

El próximo en bajarse del avión en esta esquina del mapa, en medio de una gira europea por grandes capitales como Roma o Madrid en la que apenas habrá descanso, será el músico John Corabi.

Pero que sea viejo en eso del rock no quiere decir, ni por asomo, que sea una vieja gloria. En Kiss Army huyen de ese estereotipo porque el ex de Mötley Crüe “no vive del pasado”. “Ahora presenta un LP unplugged en el que repasa su trayectoria pero él sigue girando con proyectos nuevos”, explican los organizadores.

Aunque sea poco conocido por estar en un grupo en segunda fila del rock norteamericano, acompañado de otros grandes guitarristas divorciados de míticos grupos, pensaron que era necesario traerlo para enriquecer la cultura musical del oido coruñés. “En la fiesta del tercer aniversario de Kiss Army vino un guitarrista que estuvo con Kiss durante 13 años, antes de lo de las caras pintadas, y venía con John Coraby. Nos quedamos enamorados de él e intentamos que viniera”, cuentan y, finalmente, no resultó tan difícil gracias a que el rockero gira estos meses en solitario, sin grupos ni grandes fastos. Él, un micrófono y su guitarra. Para tocar “en formato acústico”.

Con su estética “de rock star americana al 100%”, el club de fans confía en que conquiste al público. De momento la venta de entradas, a 10 euros en Portobello, Sham Rock Bar y Rock&Shop, va a buen ritmo. n

 

La Kiss Army elige A Coruña para traer a otro de los grandes baluartes del rock