La vacunación contra la gripe entre mayores de 65 subió un 11 por ciento esta temporada

|

El 67,7% de las personas mayores de 65 años en España se ha vacunado contra la gripe en la temporada 2011-2012, lo que representa un aumento del 11% con respecto al periodo anterior, en el que experimentó un descenso "alarmante" al alcanzar tan solo al 56,7% de este grupo poblacional.

El doctor Ramón Cisterna, coordinador del Grupo de Estudio de la Gripe (GEG) y jefe de servicio de Microbiología Clínica y Control de la Infección del Hospital de Basurto (Bilbao), ha expuesto en una rueda de prensa estos datos recogidos por el "Gripómetro", un instrumento que sigue semanalmente la inmunización de los españoles.

Los expertos se han felicitado de esta "buena noticia", ya que la alarma inicial suscitada por la gripe A, que finalmente resultó no ser tan peligrosa, generó una tendencia social negativa con respecto a la necesidad de vacunarse, descendiendo el número de personas que recibieron este tratamiento.

Aunque los datos son positivos, España no llega a alcanzar el objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea de vacunar al menos al 75% de los mayores de 65 años, porque su capacidad de respuesta inmunológica es menor en comparación con la de personas más jóvenes.

Así, ha apuntado Cisterna, en España las cifras de vacunación en este grupo de población están todavía un 7,4% por debajo de lo recomendado por las autoridades sanitarias.

En cuanto a los menores de 65 años, se han inmunizado en este país tan solo el 13,7% de los adultos, un dato "significativo" si se tiene en cuenta que también deben vacunarse los grupos de riesgo que estén por debajo de esa edad.

En España, la cobertura vacunal en mayores ha sido tradicionalmente buena excepto en las dos últimas temporadas donde "bajó de forma alarmante", ha reiterado Cisterna, quien ha dicho que en el periodo actual ha ido recuperándose y en las próximas campañas "podría mejorarse".

El experto ha insistido en que la vacunación es la forma más eficaz de prevenir la gripe y sus consecuencias y, de hecho, en adultos sanos puede prevenir de un 70% a un 90% de los casos.

Estas cifras no son "nada desdeñables", según el doctor, si se tiene en cuenta que en la pasada temporada se notificaron 1.612 casos graves confirmados de hospitalización por esta patología y 186 fallecimientos, la mayoría, en personas que no se habían vacunado.

Cisterna ha abundado en que "no todos somos iguales ante la gripe", porque está indicada de forma especial para quienes padecen patologías crónicas como afecciones respiratorias, cardiacas, renales, diabéticos y obesos, entre otros pacientes.

Cada año, ha recordado, la gripe afecta a entre un 5 y 15% de la población mundial y fallecen, como consecuencia de ella, entre 250.000 y 500.000 personas.

Los expertos del GEG confiesan que la gripe es "impredecible" y que la gravedad e intensidad con la que se manifiesta cada año depende del tipo de virus que se trasmita y de la cantidad de personas que se vacunen en esa temporada.

Por ello, el doctor ha incidido en que es necesario el esfuerzo de todos para informar a la población y a los profesionales sanitarios de que la vacunación contra la gripe es la mejor medida de salud pública e individual para combatir este virus tan variable.

La vacunación contra la gripe entre mayores de 65 subió un 11 por ciento esta temporada