Susana Díaz adelanta las elecciones por estabilidad y para que tengan “acento andaluz”

Susana Díaz llega a la rueda de prensa para explicar su decisión | julio muñoz (efe)
|

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, argumentó ayer su decisión de adelantar las elecciones andaluzas al 2 de diciembre, cuando deberían convocarse en marzo de agotar legislatura, porque la comunidad “necesita tener estabilidad” y ve “imposible” aprobar el Presupuesto andaluz para el próximo ejercicio; para que los comicios tengan “acento andaluz”, y también porque Andalucía “no se merece una campaña de entre cinco y seis meses, y prolongar esta situación no es bueno ni para Andalucía ni para nadie”.

Así se pronunció la jefa del Ejecutivo andaluz en una comparecencia en el palacio de San Telmo, tras haber deliberado con el Consejo de Gobierno, en una reunión extraordinaria, su decisión de anticipar las elecciones y firmar el decreto de disolución del Parlamento andaluz que llama a los andaluces a las urnas el 2 de diciembre. En este marco, confirmó que la primera persona con la que habló una vez que tomó la decisión fue con el presidente del Gobierno y secretario general de su partido, Pedro Sánchez.

Susana Díaz defendió que las elecciones se trasladen a diciembre porque “es mejor que cuando empiece el nuevo año Andalucía tenga un nuevo Parlamento elegido libremente por los andaluces” y porque en las últimas semanas ha constatado “la imposibilidad” de aprobar las cuentas andaluzas para el próximo ejercicio después de que Cs “haya anunciado su voluntad de no negociarlos” en esta ocasión.


Los tres últimos presupuestos andaluces salieron adelante con el respaldo del PSOE-A y Cs, partido con el que mantenía un acuerdo de investidura hasta que hace un mes.


Otro de los argumentos esgrimidos por la presidenta es que Andalucía “no se merece una campaña electoral de cinco o seis meses”, de modo que en un acto “de responsabilidad” optó por adelantar los comicios, también “dando respuesta a las apelaciones que me han hecho los agentes sociales, a los que he consultado estos días”.

“El 2 de diciembre también es una garantía de poder celebrar las elecciones centrada en Andalucía, con acento andaluz y hablando de los problemas de nuestra tierra”, agregó antes de apuntar que estas elecciones “son importantes por sí mismas”.

“Es el momento de reforzar la confianza de los ciudadanos en su legítimo gobierno, alejarnos de incertidumbres”, añadió Susana Díaz para remachar que “Andalucía necesita un horizonte despejado en el que todos seamos capaces de construir la mejor comunidad”.

Por su parte, el presidente y portavoz de Ciudadanos (Cs) en Andalucía, Juan Marín, achacó la decisión a una huída de calendario judicial y avisó de que aunque anuncie el anticipo, “sabe perfectamente que la legislatura

terminó el día en el que incumplió su palabra”.
Marín alude así a la parte del acuerdo de investidura que mantenían el PSOE-A y Cs desde las elecciones del 2015 relativa a las medidas de regeneración de la vida pública. El incumplimiento por parte de los socialistas de esta parte del pacto llevó a Cs hace un mes a dar por roto el mismo.
Adelante Andalucía está “preparada” y “en el mejor momento” para asumir el adelanto electoral. Así lo pusieron de manifiesto tanto la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, como el coordinador de IU, Antonio Maíllo, quienes aseguraron que el adelanto, que consideran una “muestra de debilidad”, no les pilla de “improviso”.

Susana Díaz adelanta las elecciones por estabilidad y para que tengan “acento andaluz”