Galicia no descarta el cierre perimetral durante el puente de la Constitución

Un grupo de personas pasea este fin de semana por la rúa do Franco, en Santiago | xoán rey (efe)
|

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, aseguró que el posible cierre perimetral de Galicia de cara al puente de la Constitución “está encima de la mesa” del comité clínico y “no está descartado”, si bien la decisión todavía “no está cerrada”.

Así lo anunció el conselleiro ayer en una entrevista concedida a la Radio Galega, en la que recordó que decenas de municipios gallegos llegarán a ese puente con las mayores restricciones, lo que incluye precisamente la prohibición de entradas y salidas.

Sin embargo, insistió en que “está encima de la mesa” el cierre de la comunidad, igual que lo estarán otras autonomías, entre ellas Madrid, como en el festivo de Todos los Santos. Eso sí, Comesaña recordó que entonces Galicia no se confinó.

“Y creo que no tuvimos grandes problemas”, añadió, con la vista puesta en posibles desplazamientos masivos que lleguen en fechas previas a la Navidad desde otras comunidades.

Sobre la situación global de la pandemia, el conselleiro de Sanidade la calificó como “positiva”, dado que ya hay datos de “cierto descenso estable” en “prácticamente todas” las siete áreas sanitarias y los ayuntamientos sobre los que el comité clínico “tiene algún tipo de observación”.

Salvo algunas excepciones, como los últimos municipios que se añadieron a las restricciones más duras –Moaña, Ribadumia, Meis, Meaño, Cee, Dumbría y Muxía– o los descensos que “cuestan un poco más” en las áreas de Vigo y Pontevedra-O Salnés, “en general hay una tendencia estable a la baja en toda Galicia”, resumió Comesaña.

Por esto mismo, el conselleiro de Sanidade volvió a apuntar al alivio de estas medidas en Santiago y en Ourense a lo largo de la semana que entra. En estas ciudades y comarcas los datos “son buenos” y “estables” no solo en la incidencia acumulada a 14 días, que está “por debajo de los 150” positivos de Covid por 100.000 habitantes o incluso “por debajo de 100” en algún caso.

Y es que, además, en estas zonas hay una presión hospitalaria “mucho mejor” que cuando se adoptaron las medidas a finales de octubre y las jefaturas territoriales del Sergas “transmiten también esa estabilidad”.

Al ser preguntado sobre el posible levantamiento de restricciones en otras ciudades, Comesaña ha preferido ser prudente, porque los datos empeoran o mejoran “muy rápido” en “pocos días”, pero sí ha apuntado a la “tendencia muy buena” de A Coruña. “Podría ser que a final de semana tenga también valores buenos, pero hay que ir mirando en el día a día”, dicho.

No obstante todo ello, el conselleiro sugirió que “podría ser” que en aquellos municipios “más grandes” se pudiese reabrir la hostelería antes que el cierre perimetral, que seguiría.

Esta será una de las cuestiones que estarán sobre la mesa en una reunión entre la Xunta y el sector, un día antes que el próximo comité clínico aborde el plan de desescalada gallego, con distinciones entre ayuntamientos de más o de menos de 10.000 habitantes.

En este sentido, Comesaña explicó que se trata de “tener distintos escenarios” en función de las particularidades de cada zona, ya que se estudiará “todo un abanico” de variables como el porcentaje de población de más de 60 años, la tasa de positividad y la incidencia acumulada, entre otras.

De hecho, la importancia de la distinción entre el mundo rural y el urbano se explica con que la incidencia acumulada –casos por cada 100.000 habitantes– puede ser “muy grande”, incluso por encima de 1.000, en municipios muy pequeños en los que “a lo mejor hay cinco, diez o quince casos” de coronavirus.

Galicia no descarta el cierre perimetral durante el puente de la Constitución