Francia no cede a la amenaza terrorista pese al asesinato del rehén secuestrado en Argelia

PFX412 NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS) 23/09/2014.- El presidente francés, François Hollande, se dispone a comparecer ante un grupo de periodistas franceses en Nueva York, Estados Unidos, donde asiste a la Asamblea General de la ONU, hoy, martes
|

Las autoridades francesas subrayaron ayer que la muerte del rehén secuestrado en Argelia no hace sino reforzar su determinación de mantener la intervención en Irak contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), respaldada por la Asamblea Nacional en su conjunto.
Hervé Gourdel, cuya ejecución fue confirmada por el presidente francés, François Hollande, fue secuestrado el pasado domingo en la Cabilia argelina por el grupo Yund al Jilafa (Soldados del Califato), vinculado al Estado Islámico, que amenazó con matarlo si Francia no cesaba sus operaciones militares en Irak
La organización cumplió su amenaza y, en un vídeo difundido ayer en Internet y titulado “Mensaje de sangre para el Gobierno francés”, mostró a un yihadista con la cabeza del guía de montaña de 55 años de edad, y su cuerpo, degollado, yaciendo en el suelo.
Gourdel “fue asesinado vil y cruelmente. Murió porque era francés, porque su país combate el terrorismo, porque representaba a un pueblo que defiende la dignidad humana frente a la barbarie”, dijo Hollande ante un grupo de periodistas en Nueva York, donde ayer asistía a la Asamblea General de la ONU.
Así subrayó que “contra la barbarie, la fuerza no es solo necesaria, sino legítima”.
El presidente francés recordó al Consejo que Gourdel se dirigía a su lugar favorito de la montaña argelina cuando fue secuestrado y posteriormente asesinado “en condiciones espantosas, pues fue decapitado”.
Ante esa amenaza terrorista, aseguró que el mundo debe responder unido y “sin debilidad alguna, pero con la inteligencia que da la democracia”, respetando la legalidad y la libertad.
Además, recordó que la fuerza es “necesaria”, pero no “suficiente”, por lo que hay que dar respuesta política a las raíces del terrorismo, un fenómeno que no es nuevo, pero que sí ha adquirido una nueva dimensión, señaló.
Francia inició su intervención militar en Irak el pasado viernes y, pese al plazo dado por los yihadistas en su mensaje, había recalcado que “ni cede ni cederá jamás” ante el terrorismo, porque doblegarse, en su opinión, supondría conceder a esos grupos una victoria.
Así lo volvió a recalcar el primer ministro francés, Manuel Valls, en un debate sobre la operación contra el Estado Islámico en la Asamblea, que no fue seguido de voto pero recibió el apoyo de la clase política francesa.
Valls defendió la legitimidad de esa operación solicitada por las autoridades iraquíes, confirmó que París no se implicará con tropas de tierra.

Francia no cede a la amenaza terrorista pese al asesinato del rehén secuestrado en Argelia