La Policía da un día extra de tregua a los conductores en la Ciudad Vieja

El Ideal Gallego-2014-08-26-007-0dd28d7e_1
|

A pesar de que la idea era que ayer mismo se empezaran a interponer las primeras multas a los conductores sin permiso que aparcaran en la Ciudad Vieja, el Ayuntamiento cambió el plan durante el fin de semana. El viernes aún quedaban muchas tarjetas de residentes por recoger, por lo que desde la Concejalía de Movilidad decidieron dar un día más a los vecinos para obtener y colocar estos permisos en sus vehículos antes de que se empezara a sancionar a lo conductores.  
Estas 24 horas de margen que concedió el departamento que dirige Begoña Freire retrasan hasta hoy las multas por aparcamientos indebidos. De esta forma, se pone fin a la fase de información y arranca la de sanción dentro del plan de peatonalización de la Ciudad Vieja. Desde hoy, se multará a todos vehículos que, careciendo de la tarjeta identificativa de residente de la zona, aparquen en las calles del perímetro interior de la Ciudad Vieja. Desde el pasado lunes 18 la Policía ha colocado notas en los parabrisas de los vehículos mal aparcados para informar a los conductores de que no podían estacionar ahí. A partir de hoy, la información se convertirá en sanción.

libre de vehículos
El plan de peatonlización quiere erradicar por completo le presencia de vehículos en las empedradas calles de la ciudad alta. En esta primera fase se permite la libre circulación de todos los coches, aunque solo pueden estacionar aquellos vecinos y comerciantes que dispongan de la tarjeta que les habilita para ello. Una vez comience la segunda fase del plan, el Ayuntamiento quiere hacer desaparecer todo el aparcamiento en superficie. Los vecinos tendrán que hacer uso de los garajes privados de comunidades o particulares.  
El plan que dirige Begoña Freire incluye también una reforma integral de todo el perímetro exterior de la Ciudad Vieja. Se prevé una modificación completa no solo de los sentidos de circulación en algunas calles sino también de la distribución de las plazas de aparcamiento existentes. Además del número, que se incrementarán de las 200 y pico actuales hasta más de 300, los usuarios notarán cambios en la tipología de las plazas. Y es que toda la zona de aparcamiento libre que hay ahora en A Maestranza y Metrosidero se convertirá en estacionamiento exclusivo para residentes (zona verde).
Además, el Ayuntamiento cerrará convenios con los cuatro párkings públicos de la zona para que ofrezcan a los residentes una serie de condiciones ventajosas para poder acceder a estas plazas. La responsable de Movilidad también explica que la asociación de comerciantes de la zona ya ha llegado a acuerdos con estas concesionarias. La segunda fase tendrá que acompasarse con la ejecución de las obras del túnel de María Pita. 

La Policía da un día extra de tregua a los conductores en la Ciudad Vieja