Xoel López publicará el 17 de noviembre su decimocuarto disco, “Sueños y Pan”

Xoel, en su concierto de María Pita del pasado verano | javier alborés
|

Xoel López presenta por partes “Sueños y pan”, el 14 de una trayectoria que se volvió mestiza cuando el coruñés cruzó el charco y que no deja de sorprender. De él, ya se pueden escuchar dos temas en las plataformas digitales, “Jaguar” y “Cometa”. El formato físico llegará a las tiendas el 17 de noviembre en CD. En diciembre lo hará en vinilo. El nuevo disco se puede reservar ya en iTunes y GooglePlay y si el fan se pone caprichoso, hay la posibilidad de hacerse con un ejemplar firmado en El Corte Inglés y Fnac.
El número 14 llega con más 20 de años en la carretera, donde Xoel se fue dejando llevar por los paisajes que pisó.
Cada uno es un ejercicio de libertad creativa, además de un capítulo de su vida. Por eso, de los viajes y descubrimientos, el oído va completando el periplo del cantante. Rebozado de nostalgia y emoción, como cuando le tocó ser padre. También de influencias, las que fue cogiendo de aquí y de allá para evolucionar y que el caldo que remueve en cada paso no se ponga ácido.
Lo dijo en una entrevista para este periódico que en su potaje las patatas se acaban espesando con las habas y cuanto más tiempo pasa, más rico está. Sin pasarse, eso sí. De ahí que “Sueños y Pan” dé continuidad a “Atlántico” (2012) y “Paramales” (2015), para fabricar un cuerpo a base de metáforas, estribillos y melodías.
Lo grabó en Madrid y se compone de diez temas que discurren entre lo que no se toca y lo palpable, la vida que es pan, necesidad básica y alimento. De momento, solo hay confirmadas dos fechas de presentación el 1 de marzo en La Riviera, de Madrid, y el 24, en Razzmatazz, Barcelona. Antes, la gira “Sueños y Pan” hará parada en Medellín (Colombia) y Guadalajara (México), para presentar su nuevo disco en Circulart y FIL, respectivamente. El álbum se editará en ambos países y en Argentina.
Según el artista, este trabajo, como el resto, es un retrato del momento por el que pasa. Suena a hogar, a su vuelta a Madrid, al que le dedica un tema, y a la madurez. De lo artístico que es “Sueños” a lo material, que es “Pan”, el autor hace a su hijo canción. Transmite la mentalidad de un niño y sale “Jaguar”, que arranca a ritmo de batucada y se mece con la gaita de Xosé Manuel Budiño para rozar la psicodelia y darle espacio al gallego, donde ya se estrenó con “A serea e o mariñeiro”
Son los dos últimos años de López, melodías a medios tiempos. “Sueños y Pan” inicia su cuenta atrás para poner un pie en el mercado y volver a deleitar al personal con esa cosa bailonga con ritmos afrolatinos, que es como define Xoel a la música que hace. Vacilona.

Xoel López publicará el 17 de noviembre su decimocuarto disco, “Sueños y Pan”