Garitano ya cuida la táctica

|

Gaizka Garitano está dejando claro desde el primer día que sus entrenamientos son completos, abiertos a la variedad y que no deja un solo detalle sin repasar, a pesar de que la pretemporada acabe de empezar.
Si ya sorprendió que el primer día incluyera el trabajo con el balón, ayer ya hubo tiempo para la táctica.
Fue durante la última media hora de la sesión matinal, que se desarrolló desde las 10.30 horas hasta las 12.15, cuando el preparador vizcaíno trabajó las salidas del balón desde la portería.
Fue un ejercicio en el que participaron los tres guardametas y en el que los blanquiazules incidieron en la apertura a las bandas y los centros de los laterales.
Esta segunda jornada confirmó también lo que Garitano ya dejó entrever el primer día, que le gustan mucho los rondos en espacio reducido. Partidillos a un solo toque para que la pelota tenga que circular rápido.
“Siempre hay algo que percibir, compañero, balón...”, alertaba Julio Hernando a los futbolistas. El preparador físico, fichado del Real Valladolid este verano, tiene mucho peso en las sesiones de entrenamiento, sobre todo en la pretemporada, puesto que la parcela física tiene un carácter fundamental.
Casi todos los ejercicios están configurados por él y es el pucelano quien da las instrucciones a los futbolistas.
Mucho dinamismo, mucha intensidad. Ejercicios destinados a potenciar la fuerza y la resistencia, a hacer sudar a los futbolistas, pero en los que también prima la circulación de la pelota, como quedó claro en el duro circuito físico con balón que superaron los jugadores desde las 10.50 horas hasta las 11.20.
“Hay que ser exigente en las transiciones, dadle ritmo, dadle ritmo”, gritaba el preparador físico a los integrantes del plantel deportivista.
Hubo tiempo para todo en la sesión matinal. Primero, quince minutos de carrera continua; después, el circuito físico con el esférico, con cambios de ritmo y slalom; y posteriormente los rondos a un solo toque y los partidillos de posesión.

jornada agradable
Si en el arranque de la pretemporada, el jueves por la tarde, el calor era insoportable, ayer por la mañana, los pupilos de Gaizka Garitano se encontraron con una jornada un poco más agradable. Hacía calor, sí, pero la temperatura era algo más suave.  
Es normal que, con este calor, los jugadores agoten las botellas de agua cada vez que el cuerpo técnico les deja avituallarse entre ejercicio y ejercicio, puesto que la intensidad de las sesiones está siendo muy elevada.

Garitano ya cuida la táctica