El Gobierno aprueba esta semana un presupuesto con mayor techo de gasto y bajadas en el IRPF

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo | Ballesteros (EFE)
|

El Gobierno prevé aprobar esta semana el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, que se basará en un techo de gasto mayor que el de 2017, lo que deja margen para las anunciadas subidas salariales para empleados públicos y bajadas del IRPF para rentas bajas y el IVA del cine.


El Ejecutivo aún no ha desvelado la fecha de aprobación, inicialmente anunciada para el pasado viernes y que previsiblemente será este próximo viernes, día 29, ya que las cuentas deben entrar en el Congreso antes de que termine el mes.


El Gobierno achaca el retraso a las difíciles negociaciones parlamentarias y confía, según indicó el viernes su portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, en reeditar el pacto que permitió aprobar el presupuesto de 2017 –PP, Ciudadanos, PNV, Coalición Canarias, Nueva Canarias, UPN y Foro Asturias– a pesar de que PNV ha descartado apoyar las cuentas por la actuación del Ejecutivo en Cataluña.


Junto a la aprobación del proyecto presupuestario, el Gobierno actualizará el cuadro macroeconómico para elevar la previsión de crecimiento económico para este año, que actualmente está en el 3%, así como para mejorar las perspectivas laborales, tanto de paro como de ocupación.


El proyecto presupuestario parte con un techo de gasto de 119.834 millones de euros, un 1,3% superior al de 2017, que ya fue aprobado el pasado julio junto a los objetivos de déficit y deuda para el período 2018-2020.

Déficit
En 2018, el déficit público no podrá superar el 2,2%, que se reparte entre el Estado (0,7%), la Seguridad Social (1,1%) y las comunidades (0,4%, una décima más de lo inicialmente previsto), mientras que las corporaciones locales tendrán que cerrar el ejercicio en equilibrio presupuestario.


El proyecto presupuestario recogerá previsiblemente una subida salarial para los empleados públicos del 1,5 por ciento en 2018, que podría complementarse con un variable que dependerá de la evolución de la economía, explicó esta semana el Ministerio de Hacienda a los sindicatos.


Esta subida forma parte de un plan plurianual que prevé una subida fija del 1,5 por ciento en 2018, el 1,75 por ciento en 2019 y el 2% en 2020 –es decir, 5,25 puntos en tres años– a la que podrían sumarse un máximo de 2,5 puntos adicionales de variable. También incluirá una rebaja del IRPF para las rentas más bajas pactada con Ciudadanos, que consistirá en elevar el mínimo exento al que no se aplican retenciones de 12.000 a 14.000 euros, mientras que las rentas de entre 14.000 y 17.500 euros tendrán una reducción decreciente por tramos.

El Gobierno aprueba esta semana un presupuesto con mayor techo de gasto y bajadas en el IRPF