Vecinos y comerciantes del Ensanche rechazan la vuelta del carril bus

Copia de El Ideal Gallego-2016-01-30-007-8f1ed222
|

Los planes del Gobierno local para potenciar el transporte público a través del carril bus han alarmado a los vecinos del Ensanche, que no quieren el regreso de una infraestructura que se instaló durante la última etapa del PSOE en María Pita y que recuerdan como una molestia. Por eso representantes de la Plataforma de Vecinos y Comerciantes de las calles de Federico Tapia, Rosalía de Castro, Francisco Mariño y de las Plazas de Vigo, Galicia y Pontevedra, presentaron 116 firmas de comercios y 1.894 de vecinos, junto con un documento en el que solicitan que no vuelvan a instalar los obstáculos conocidos como “aletas de tiburón” en ninguna de esas vías. 
Los representantes de esta plataforma califican de “nefasta” la experiencia por que la que pasaron entre los años 2008 y 2011, antes de que el popular Carlos Negreira llegara al poder y la sustituyera por la actual vía prioritaria. Tanto vecinos como comerciantes consideran que los obstáculos, que dividían las calzadas por la mitad, reservando una a buses, taxis y bicicletas, no solo alteraron “la calidad de vida” del entorno, sino que causaron numerosas incomodidades a los vecinos durante ese trienio. Es más: aseguran que fue el factor más importante en el fracaso de muchas pequeñas tiendas por “las desastrosas consecuencias que tuvo para muchos negocios, que se vieron obligados a cerrar sus puertas, convirtiéndose el carril bus en la puntilla de un período de crisis”, dado que los clientes ya no podían detenerse en doble fila para hacer compras rápidas. 

aletas de tiburón
En una intervención a mediados de noviembre, el concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Díaz Grandío, había asegurado que la actual vía prioritaria era insuficiente para los planes municipales, que pasan por potenciar al máximo el transporte público porque pecaba de “moitos medos e moitas trabas desde o inicio”. Pero advirtió que “non necesariamente o carril bus vai volver a Federico Tapia” y que no implica poner “aletas de tiburón”.
Pero por el momento, el Ayuntamiento no ha revelado cuáles son sus planes, en una reforma que se acometerá, según todos los indicios, a partir de marzo. Los vecinos y comerciantes desean tener una reunión urgente con Grandío, para exponerle sus puntos de vista, informarle sobre la experiencia sufrida y la falta de adecuación de estas calles y plazas para la instalación del carril bus. En esa reunión el solicitarán que “desista totalmente” de la idea.

Vecinos y comerciantes del Ensanche rechazan la vuelta del carril bus