La Policía acude dos veces al mismo piso por un caso de maltrato doméstico

los agentes de la policã­a local detuvieron al sospechoso javier alborã©s
|

La tranquilidad propia de una mañana de domingo se truncó a las 13.30 horas de ayer en la calle de Agra de Bragua, en el barrio de O Ventorrillo, cuando varias unidades de la Policía Local detuvieron a uno del residente del número 50 de esa misma calle. Se trata de M.A., que fue puesto a disposición judicial por un posible delito de violencia de género. Al parecer, ya había sido necesaria en su domicilio la presencia de la Policía Nacional a las diez menos cuarto de la mañana, cuando él y su mujer protagonizaron una disputa doméstica. Los vecinos aseguran que las discusiones son constantes. “No solo molestan a los vecinos de su edificio, sino a los del que da a la parte de atrás”, comentaron.

El pasado lunes 21, la Policía Local ya había tenido que actuar porque la mujer había tenido que escaparse de la casa y refugiarse en la de una vecina de las inmediaciones. Los agentes municipales entonces habían advertido lesiones en la victima y batieron la zona hasta encontrar al sujeto, gracias a una fotografía que les había mostrado su esposa. El hombre no negó las acusaciones y ella tuvo que ser atendida por una ambulancia de Cruz Roja.

 

vecinos hartos

Pero ayer, según los testigos, fue él quien apareció en la calle con una herida en la cabeza y tuvo que ser atendido por la organización humanitaria. Los vecinos del barrio aseguran que la pareja está relacionada con uno de los clanes de Penamoa y que visitaban el poblado chabolista a menudo. En todo caso, ya están hartos, y varios han pedido al casero que no les renueve el contrato de alquiler para poder recuperar la tranquilidad en su calle.

 

La Policía acude dos veces al mismo piso por un caso de maltrato doméstico