El planeta se salva sobre dos ruedas

|

El Ideal Gallego-2011-05-29-014-378d7df0

solidarios > Los scouts del grupo Semente organizaron ayer una marcha para mostrar a todos los coruñeses los beneficios para el medio ambiente de la bicicleta

m. pérez > A CORUÑA
  La solidaridad y la conciencia social son probablemente dos de los valores por los que se rigen preferentemente los scouts. Con cada actividad, cada salida, estos jóvenes exploradores muestran a la sociedad que son mucho más que un grupo de chicos en pantalón corto que pasan su tiempo libre organizando acampadas y juegos al aire libre. Ayer dieron una nueva lección de civismo en el Paseo Marítimo.
Quisieron mostrar a la ciudad la importancia de emplear medios de transporte que no contribuyan a aumentar la huella ecológica y aunque el movimiento se demuestra andando, se subieron a una bici, para demostrarlo pedaleando. Chicos de entre 8 y 19 años dieron vida a una marcha ciclista a favor del medio ambiente realizando un recorrido desde el castillo de San Antón hasta Las Esclavas. Todos eran miembros del grupo Semente y alrededor de las 13.30 –y bajo un sol de junio que parecía de agosto– concluyeron el recorrido.

Concienciación > Además, por el camino, en el entorno de la Torre de Hércules, los más pequeños ejercieron de agentes sensibilizadores y entregaron a los viandantes y turistas un díptico informativo sobre las consecuencias de la contaminación atmosférica. Por si esto fuese poco, también, se detuvieron para aconsejar sobre medidas cotidianas que se pueden tomar para no contribuir a seguir deteriorando el planeta.
La actividad estuvo patrocinada por el ministerio de Medio Ambiente y contó con la colaboración de la tienda de deportes Gudi. El establecimiento fue el encargado de facilitar las camisetas a los chicos. En medio de las prendas rojas se podía leer “Cando te movas, usa as dúas rodas”, el lema de la campaña.
Va a costar que A Coruña se parezca a Ámsterdam o Milán donde se pedalea casi más que se camina. Mientras tanto, habrá que seguir intentándolo con iniciativas parecidas.

El planeta se salva sobre dos ruedas