Elevan a 900.000 euros el dinero ganado por la esposa de Fillon con empleos ficticios

Fillon y su esposa, Penélope, en un mitin en París REUTERS
|

Penélope Fillon, mujer del candidato de Los Republicanos a la Presidencia de Francia, François Fillon, obtuvo más de 900.000 euros gracias a los diversos empleos que ostentó durante años y que, según el semanario Le Canard Enchainé, no ejercía realmente. La revista reveló la semana pasada que Penélope Fillon se había embolsado 500.000 euros gracias a un contrato como asistente parlamentaria de su marido y de su sucesor.
Además, habría logrado otros 100.000 como supuesta colaboradora de una revista.
El caso ha obligado a intervenir a la Fiscalía Financiera, que ha abierto una investigación sobre este escándalo para esclarecer si la esposa de Fillon ejerció realmente la labor por la que cobraba, como alega el ex primer ministro. Le Canard Enchainé adelantó que la edición de hoy volverá a girar en torno a este tema y elevó a 900.000 el dinero total cobrado por Penélope Fillon. Además, reveló que los hijos de Fillon cobraron 84.000 euros gracias a los contratos otorgados por su padre.
Precisamente ayer, los investigadores a cargo del caso del supuesto contrato ficticio de la mujer de Fillon registraron dependencias de la Asamblea Nacional en busca presuntamente de contratos de trabajo de esta. Los investigadores registraron el servicio encargado de los pagos en la Asamblea, donde deberían estar archivadas las nóminas de Penélope Fillon, sin que por ahora esté claro si también se ha registrado la oficina del propio Fillon.
Para llevar a cabo dichos registros, el presidente de la Asamblea, Claude Bartolone, dio ayer por la mañana su autorización, siendo esta la séptima ocasión en la que se registra el edificio durante la V República.
El registro se produce un día después de que Fillon y su mujer prestaran declaración durante cinco horas y por separado. Penélope Fillon explicó a los investigadores que en su calidad de agregada parlamentaria se encargaba de contestar al correo y al teléfono y que revisaba los discursos y tomaba nota de las reuniones de su marido, pero que no tiene ni el ordenador de la época ni notas de entonces.
Por su parte, Fillon denunció las “calumnias” vertidas contra él y abogó por “esperar al final de las investigaciones” abiertas por los supuestos empleos ficticios de su mujer. “Confío en la justicia, estoy tranquilo”, declaró el ex primer ministro francés antes de intervenir en un acto con empresarios.
Para Fillon, “hay una operación de calumnia muy profesional” contra él, en la medida en que considera que hay personas interesadas quitar de en medio a un candidato presidencial “por vías que no son democráticas”.

Elevan a 900.000 euros el dinero ganado por la esposa de Fillon con empleos ficticios