El aparcamiento irregular se muda de La Maestranza a la Ciudad Vieja

|

De un tiempo a esta parte, las calles de la Ciudad Vieja se han vuelto a ver invadidas por vehículos, muchos de los cuales aparcaban antes e la zona de la Maestranza, y que acuden al casco histórico tras el cierre de los solares por parte del Ministerio de Defensa. Así lo denunció el presidente de la asociación de vecinos, Pedro Roque, que manifestó que no se trata únicamente del efecto que producen docenas de vehículos aparcados de forma irregular en el casco histórico, sino de un problema de seguridad vial. “He visto situaciones de verdadero peligro”, afirmó.
Este peligro vendría dado porque muchos de los conductores que se internan en la Ciudad Vieja lo hacen a través de la Puerta real y la calle de Santiago, muchas veces en dirección prohibida, con el consiguiente peligro de atropello a un viandante desprevenido en una zona en la que no existen apenas aceras y vehículos y peatones comparten la misma calzada. En teoría, estas dos vías de acceso están cerradas por vallas, pero muchas veces aparecen retiradas. 
Los vecinos no están seguros de si quienes retiran las barreras  son policías locales o atrevidos conductores, pero el caso es que no son ningún impedimento para que entren en el casco histórico los vehículos. “Hasta furgonetas de reparto hay bastantes –se lamenta Roque– supongo que porque solo estar un par de hora y piensan que vale la pena correr el riesgo”. 
El portavoz vecinal considera que la situación se ha agudizado desde el cierre de los solares de La Maestranza. “Desde luego, no podemos probarlo, pero me da la impresión de que es así”, comentó. 
Eso significaría que, a pesar de los mejores esfuerzos de la Concejalía de Movilidad por ofrecer plazas de aparcamiento alternativas a los conductores en lugares como el Paseo Marítimo, algunos han decidido estacionar en la Ciudad Vieja aprovechando la  falta de vigilancia para salirse con la suya. 
Por otro lado, el actual Gobierno local manifestó siempre su rechazo a la política del PP de sancionar vehículos estacionados, prefiriendo en cambio hacer mayor hincapié en el diálogo. Sin embargo, Roque asegura que no han recibido noticias del Ayuntamiento sobre los planes que este tiene para continuar con la peatonalización de la Ciudad Vieja. “Lo que sí hemos hecho es quejarnos a la Policía Local, pero con muy poco resultado, porque sigue sin haber ningún control”, se lamenta el representante vecinal, que señala que de momento la situación solo está controlada por la autogestión de los vecinos.

El aparcamiento irregular se muda de La Maestranza a la Ciudad Vieja