El coronavirus deja fuera a Sergio García

García se une al chileno Joaquín Niemann como bajas por el virus | JUSTIN LANE
|

La semana del Masters de Augusta, postergado de abril a noviembre como consecuencia de la pandemia, comenzó con el anuncio de la ausencia del campeón de 2017, Sergio García, al dar positivo en Covid-19.

“Después de 21 años sin perderme ningún ‘major’, desafortunadamente me lo perderé esta semana. Lo importante es que mi familia y yo nos encontramos bien. Volveremos más fuertes que antes y el próximo abril intentaremos conseguir la segunda chaqueta verde”, comentó el castellonense en redes sociales.

García, que ostentaba el récord de participaciones consecutivas en grandes (84), es el segundo jugador que no puede participar en el torneo a causa del coronavirus, después del positivo del chileno Joaquín Niemann. “Vamos a echarlo mucho de menos por ser uno de los grandes vencedores del Masters”, dijo el presidente de Augusta National, Fred Ridley.

Los 94 jugadores inscritos vivirán unas condiciones inéditas en la historia del Masters, sin ‘patrones’ –el término utilizado respetuosamente en Augusta para denominar a los espectadores–, sin familiares, sin cuerdas alrededor del campo y sin el tradicional torneo de pares 3.
Tras el anuncio de la baja de García quedan tres españoles en liza, Jon Rahm, Nº2 mundial; Rafa Cabrera Bello, que lleva tres de cuatro cortes pasados en el Masters, y Txema Olazabal, campeón en Augusta en 1994 y en 1999.

Olazabal llega a su trigésimo Masters en buena forma y en compañía del también guipuzcoano Pello Iguarán, que ejerció de caddie del italiano Francesco Molinari durante su gran actuación en Augusta en 2019 y que llevará la bolsa del bicampeón.

Mientras que, a sus 54 años, el guipuzcoano aspira a pasar su primer corte en cinco años, Rahm, que cumple 26 esta semana, tiene claras opciones de sumar una chaqueta verde más a las logradas por el golf español: Sergio García (1), Olazabal (2) y Severiano Ballesteros (2).

El coronavirus deja fuera a Sergio García