La rotura de una tubería en la plaza de Pontevedra deja sin luz a 1.700 vecinos

El Ideal Gallego-2014-04-06-007-32e22d6f
|

Cerca de 1.700 vecinos del entorno de la plaza de Pontevedra resultaron afectados a primera hora de ayer por un corte de luz, provocado por el anegamiento de un transformador. El motivo, la rotura de una conducción subterránea del agua, que a las siete menos diez de la mañana reventaba y obligaba a los técnicos a abrir un importante socavón en la calzada de la calle de San Andrés.
El incidente provocó cortes de tráfico y problemas en el suministro de luz desde las siete de la mañana. A esa hora, y según informan desde Gas Natural Fenosa, un total de 1.690 clientes sufrían un apagón, si bien el 85% de ellos recuperaban el suministro normal en la primera hora (cerca de la mitad, en los primeros 30 minutos). A las diez y veinte de la mañana todos los usuarios veían restablecido el servicio.

sustitución
También el suministro de agua se vio afectado por el incidente. Desde Emalcsa señalan de que la tubería era una conducción auxiliar que se utiliza para interconectar dos circuitos de abastecimiento y que la fuga provocó “una pequeña inundación” en el transformador de energía de la plaza de Pontevedra. Además, y tal como destaca la empresa de aguas, se aprovechó la apertura de la calzada para sustituir todo el tramo al que pertenece la zona afectada.
Los operarios tuvieron que localizar el punto exacto para proceder a la reparación, que se llevó a cabo de forma provisional, y que se retomará el próximo lunes. Desde por la mañana y hasta media tarde, algunos residente sufrieron episodios de turbidez, si bien la suministradora garantizó que el agua era en todo momento apta para el consumo.
Pero la parte más visible del episodio estaba a pide de calle. Durante toda la jornada las vallas de obra y las sirenas hacían patente el socavón surgido en la calzada. Este trajo consigo varios cambios en la circulación rodada, aunque, como destacan desde la sala de pantallas, no hubo problemas de fluidez, al tratarse de una mañana de sábado, con mucha menos densidad de tráfico que un día de semana. En el  punto del reventón se cortó el tráfico durante la mañana en sentido Santa Catalina, si bien a primera hora de la tarde se habilitó un carril en casa sentido, lo que normalizó por completo la situación. Mientras, los coches que se dirigían a Santa Catalina fueron desviados hasta las 16.20 horas, momento en que se restableció la normalidad en la circulación.
Se espera que mañana, las excavadoras regresen a la confluencia de la calle de Juana de Vega con San Andrés para reparar de forma definitiva la red de abastecimiento y devolver la normalidad al estado de la calzada en ese punto. n

La rotura de una tubería en la plaza de Pontevedra deja sin luz a 1.700 vecinos