Reportaje | Una sátira en lo que dura una cena y tres siestas seguidas

La compañía trazará una parábola sobre la historia de España
|

“La familia tradicional”, de la compañía canaria Abubukaka es sátira y reflexión sobre la situación política. En lo que duran tres siestas y una cena “para que sea muy español”.

Aman Cala, uno de los cuatro que retratará al país mañana a las 20.30 horas en el teatro Colón, habla de una creación masticable a partir de los 14 años, que tiene contenidos difíciles de digerir, pero necesarios. Bañados de humor, que es la mejor forma de hacer reflexionar y porque “las risas son un buen vehículo”, siempre intentan hacer pensar con la carcajada a cuestas.
Abubukaka llega a la conclusión de una España dividida en dos a través de una familia. La escenografía, cuenta Aman, es muy básica. Prima el texto.

Así que ubican un pequeño circo al fondo y el escenario es un campo de fútbol con un balón en la esquina. En el partido juegan personajes “muy caricaturizados, un padre al que se le llama padre y una madre, que tampoco tiene más nombre que la de su condición de progenitora.

Además, están dos niños y un conflicto rondando entre los cuatro. Para hacer salir a la palestra los problemas separatistas y dibujar una parábola entre la dictadura hasta la transición para sacar a flote las reliquias sociales del siglo XX ibérico y reflejarlas en el espejo cóncavo de la recién estrenada España de Felipe VI.

Rumba
Sobre el tapete, se verán los choques territoriales a ritmo de rumba y a los poderes fácticos sedientos de romería y pandereta. Habrá interrupciones voluntarias del embarazoso, primarias para primos, asamblearios en asambleas asamblearias, peinetas electorales, plataformas con purpurina, sombras de cruces y “cruce que está en rojo”. Dice Aman que les tocaba pasear “La familia tradicional” más allá del archipiélago, que la puesta en escena vino acompasada del aplauso final allí y que ahora quieren lograrlo aquí. Para ofrecer una visión disparatadamente comprometida de la actualidad que comienza dándole la bienvenida al nuevo sol y acaba con la camisa sudada, aseguran los canarios. “La Familia Tradicional” da asilo a todo el ingenio para romper de risa en el asiento y salir con las pilas cargadas.

Reportaje | Una sátira en lo que dura una cena y tres siestas seguidas