Miño aprobará el presupuesto para 2019 a solo treinta y tres días de acabar el año

17 julio 2019 Sada.- El Gobierno de Sada aprueba en solitario su propuesta organizativa y salarial para este mandato
|

Una de las aspiraciones de cualquier ayuntamiento pasa por aprobar los presupuestos en plazo y, aunque son más los que no lo consiguen, los contactos para intentar sacar adelante las cuentas se suceden en las últimas semanas del año, como apuntan desde distintos municipios del área. Así, en Betanzos están ultimando el documento y en Sada lo elevarán a pleno esta misma semana, el próximo 28. Mención aparte merece Miño, que el mismo día aprobará los de 2019, 33 días antes del fin de año.

Según el alcalde miñense, Manuel Vázquez Faraldo, es necesario “para cumplir la disciplina presupuestaria y sentar las bases para que en el próximo ejercicio (2020) poder acometer mejoras de servicios e inversiones necesarias para el pueblo”, con ellos prorrogados desde 2017.

El Gobierno de Faraldo pretende dotar al municipio de una herramienta indispensable para cualquiera pero más si se trata de una administración con los condicionantes económicos y la deuda que soporta Miño. Indispensable para gestionar y, en este caso, “para mejorar la situación calamitosa recibida en herencia”, apuntó el mandatario, quien precisó que, además, “a mitad de año, en el momento del cambio de mandato, el compromiso de gasto para 2019 ya rondaba el 70%”.

 

“Comprometidos”

Un nuevo presupuesto permite habilitar partidas para poder cerrar el año asumiendo el coste de gasto corriente y servicios ya comprometidos, pero para los que no alcanzaba el presupuesto prorrogado de 2017.

La propuesta para 2019 asciende a un total de 6.831.784,97 euros, mientras que el prorrogado era de 6.251.000. Con la aprobación del presupuesto para este año se pretende cumplir con la disciplina presupuestaria y respetar las dos reglas básicas que se exigen en este sentido: estabilidad presupuestaria y regla de gasto, explica el Gobierno de Miño.

“Es necesario cumplir la normativa, no queremos cerrar el ejercicio sin cumplirla”, matizó Vázquez Faraldo. “Cerraremos este año y sentaremos las bases para el 2020, teniendo en cuenta el nuevo escenario tras los acuerdos alcanzados” en las últimas semanas para el abono de la deuda derivada de las expropiaciones de la macrourbanización Costa Miño Golf, con la reagrupación de créditos y el alargamiento de plazos de amortización para que en 2020 “se pueda acometer una mejora importante de servicios y realizar inversiones necesarias para el desarrollo de Miño”, resumió Faraldo.

Miño aprobará el presupuesto para 2019 a solo treinta y tres días de acabar el año