A Coruña ya está en el mapa del ‘Big Surf’

Uno de los surfistas cabalga la ola de O Portiño durante la intensa sesión de ayer | quintana
|

Seis surfistas partieron ayer a las 8.00 horas desde el puerto de A Coruña con destino a O Portiño. Buscaban la ola más grande jamás cabalgada en nuestras costas, la que se forma en el bajo de ‘As Rubias’, una masa de agua que puede alcanzar los 20 metros, dicen. Poca broma.

¿Están locos estos del surf? No tanto. En torno a un deporte de alto riesgo hay un todo un dispositivo de seguridad. Seis motos de agua remolcan a los ‘riders’ hasta el pico en una modalidad conocida como ‘tow-in’. Y también les rescata cuando se salen de la ola. En tierra hay contacto directo con la torre de control marítimo.

“Cuando te suelta la moto llegas muy rápido y, como las tablas son de mucho peso, coges muchísima velocidad”, explica Juan Fernández, coruñés de 22 años y actual campeón de España de olas grandes.

Juanito, único ‘surfer’ local de la expedición, estuvo acompañado por con cuatro invitados de lujo: el brasileño Lucas Chumbo, uno de los mejores del planeta en la especialidad, y su piloto Ian Cosenza, el también brasileño Lukas Fink, campeón mundial  de ‘Skimboard’ (modalidad de olas orilleras) y la francesa Michelle des Bouillons, primera mujer que compitió en Nazaré, meca del ‘Big Surf’.

El anfitrión fue Éric Rebière, uno de los pioneros en esto de las olas gigantes, franco-brasileiro que reside en Bastiagueiro y que ayer cogió la más grande de la sesión, de entre 10 y 15 metros: “Cogí una bastante guapa”, dice como si nada, aunque lamenta que las condiciones no fueran mejores: “La jornada fue un poco lenta, a la espera de oleaje más constante. El océano está difícil”.

“El mar estaba muy grande, pero como cubre tanto –las olas se forman a unos 1500 metros de la costa– no llegaban a romper y estaban bacheadas por el viento. No se cumplieron las expectativas, pero es una zona con mucho potencial”, añade Juan.

Rebière reconoce que las características de O Portiño son muy especiales. “No son olas como las de Nazaré, pero son muy buenas para todos los ‘surfers’ que pasan la temporada de invierno en Europa. Todos los que vinieron se van muy contentos y ya saben que aquí tienen una base a sólo cinco horas de Nazaré”, analiza.

Atraer a los mejores del mundo es el objetivo de Éric y José Luis Díaz, organizadores del ‘Coruña Big Waves’, primer campeonato de olas grandes que se va a celebrar en A Coruña. “O Portiño es un anfiteatro natural de olas grandes. Queremos generar un lugar donde los ‘surfers’ puedan probar sus propios límites”, desvela el coruñés.

Sin un plan estricto y pendientes de la previsión del mar, la expedición volverá hoy al agua para seguir midiendo el potencial de la zona, posiblemente en ‘Coprinos’, más cerca de la costa y con una ola que acogerá el Campeonato de España en la modalidad de remada: “Ya estuvimos el sábado y nos sirvió para confirmar todo su potencial”, admite Juan, que defiende el título al lado de casa.

A Coruña ya está en el mapa del ‘Big Surf’