El Ofimático no tendrá vecinos al menos hasta ocho meses después de lo previsto

Las únicas actuaciones que avanzan son aquellas que financian las cooperativas de propietarios del futuro polígono residencial | patricia g. fraga
|

En los últimos días se han detectado movimientos de constructoras en el Parque Ofimático más allá de los ligados a la edificación de los bloques de viviendas. Lo han comprobado los viandantes, los vecinos y una de las cooperativas de la zona confirma que han detectado cómo las empresas trasladaron suministros a la zona para iniciar las obras de urbanización del polígono residencial. Sin embargo, en el mejor de los casos los propietarios de las viviendas accederán a ellas con ocho meses de atraso según lo comprometido por el Ayuntamiento, que había estimado la concesión de las licencias de primera ocupación para “marzo o abril” de 2017.


Las actuaciones para adecuar los accesos al Ofimático están adjudicadas a la Unión Temporal de Empresas Parque Ofimático formada por Arias Infraestructuras y Comsa Instalaciones y Sistemas Industriales y en la zona se han ido montando casetas de obra y descargado distintos tipos de materiales para soterrar los servicios del futuro vecindario. Sin embargo, el único dato fuera de lo común en este tiempo ha sido un pequeño movimiento de tierras, con un camión y una pala, durante una jornada.


Las tareas de urbanización no terminan de iniciarse de una vez, lo que a estas alturas del mes de junio hace prever que los cooperativistas no entrarán a vivir en sus casas –muchas de las cuáles ya están terminadas hace tiempo y otras están a punto de culminarse– al menos hasta diciembre, lo que implica un retraso de ocho meses respecto a lo que había comprometido en su día el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela.
El edil había asegurado que los propietarios se trasladarían a los edificios entre “marzo ou abril” del año en curso. Una vez que pasó esa fecha, desde las cooperativas instaron al Ayuntamiento a tener todo listo en septiembre, dado que soportan pagos de los pisos al tiempo que tienen que abonar otras cuotas por vivir de alquiler en la mayoría de los casos.


Sin embargo ni las presiones de los dueños han servido para acelerar los trámites. El acuerdo se adoptó el pasado 24 de mayo pero los trabajos no comenzarán hasta que se firme el “acta de comprobación del replanteo”.

Varios pasos pendientes
Una vez realizado ese trámite habrá que esperar otros seis meses, que será el plazo durante el que está previsto que se prolonguen las distintas actuaciones que se harán para garantizar la movilidad y la seguridad de la ciudadanía que se mude al nuevo barrio de las afueras.
Si se tiene en cuenta que a estas alturas de 2017 las empresas adjudicatarias del contrato de 2,5 millones de euros todavía no han empezado de forma oficial la adecuación del terreno, ese medio año de margen fijado por el Gobierno local llevaría casi directamente a diciembre.
Además, una vez esté finalizada la urbanización el Ayuntamiento deberá recepcionar la actuación y acelerar la tramitación de las licencias para permitir los traslados de la población.

El Ofimático no tendrá vecinos al menos hasta ocho meses después de lo previsto