El inicio del concurso de besos no mejora la facturación comercial

el concurso sã­ consiguiã³ mover a muchos participantes javier alborã‰s
|

Smuack, el concurso de besos organizado por la Concejalía de Empleo y Empresa, se inició ayer en la calle de Barcelona con todo el amor del mundo pero sin que este llegase a los comerciantes. Pese a que la campaña está pensada para reactivar el consumo y dar vida a distintas zonas comerciales la primera jornada no salió como esperaban los empresarios. Según la asociación de comerciantes de la zona, el ambiente se dejó notar a ratos en el stand promocional pero en las tiendas no entró más dinero que cualquier otro día.

La asociación de la calle de Barcelona alega que los clientes no gastaron en la zona

La que es la principal apuesta de la concejala Luisa Cid para celebrar San Valentín y Carnaval con el comercio coruñés, que pretende dar continuidad a la iniciativa celebrada el año pasado, llenó ayer de ambiente la calle Barcelona pese a que la lluvia apenas dio tregua durante el día.

 

animar no es la solución

No obstante, según el presidente de la Asociación de Comerciantes de la zona, la prueba dio para poco más. “Está teniendo muy buena acogida pero lo de entrar en las tiendas ya es otra cosa; no depende de la animación sino de la economía de cada uno”, lamentó José Manuel Castro. Pese a comprender que es una iniciativa que gusta a los ciudadanos, Castro reconoció echar en falta un proyecto que reactive de forma directa el consumo y no solo el aspecto del área comercial.

En su opinión la actual es “más una campaña de imagen para generar diversión”, que una idea que redunde en el comercio. Así, destacó que iniciativas como el regalo de vales de compra funcionan mucho mejor porque la gente está obligada a gastar el dinero en el pequeño comercio. “Los vales de Navidades tuvieron mucho éxito e hicieron bien a compradores y comerciantes aunque no todas las campañas pueden ser iguales”, comentó.

“Los vales de compra de Navidad tuvieron mucho éxito”, recordó Castro

Castro resumió la jornada de forma sencilla: “No entró nada más en caja pero hubo gente en la calle”. Lo mismo temen en la Asociación de Comerciantes Distrito Mallos, a cuya zona de influencia llegarán las muestras de afecto el jueves, tras pasar por Elviña el miércoles. “Vamos a tener la campaña de los besos pero la gente se va a quedar en la calle y no va a entrar en el comercio; nosotros queremos vales de compra para que gasten”, reconoció hace escasos días su presidente, Fernando Salgado.

En el caso de la campaña Smuack, los premios serán tan solo 10 vales de 100 euros, así como una cena romántica y una laconada para un grupo en función de cada una de las tres categorías previstas.

 

El inicio del concurso de besos no mejora la facturación comercial