Álex, el jugador todoterreno

el centrocampista se ha tenido que amoldar a diferentes roles en el terreno de juego en su segunda temporada en el primer equipo susy suã¡rez
|

Álex Bergantiños es el candidato perfecto al jugador más polivalente de la Liga española, un todoterreno que esta temporada ha pasado por tres posiciones distintas a la suya.

Ante el Real Madrid, el pasado sábado, el jugador coruñés se cayó del once titular de Fernando Vázquez, pero el preparador blanquiazul tuvo que recurrir a él en una posición a la que no está acostumbrado cuando Sílvio se vio obligado a dejar el terreno de juego a los 25 minutos por un leve traumatismo craneoencefálico. Álex tuvo un partido relativamente cómodo fuera de su posición natural hasta que José Mourinho puso en escena a Cristiano Ronaldo en la segunda mitad del choque.

El portugués fue un auténtico quebradero de cabeza para el centrocampista blanquiazul, que la temporada pasada fue el único jugador de la Liga Adelante que participó en los 42 encuentros del campeonato.

“Cristiano es uno de los mejores jugadores del mundo. Cuando encara por banda es muy complicado. Intenté llevarlo para fuera y en un par de ocasiones se me fue. Es una pena porque acabaron haciendo el gol”, analizó en rueda de prensa el de la Sagrada Familia.

A pesar de que Cristiano se le escapó en la jugada que supuso el definitivo 1-2 en los instantes finales de partido, Álex cumplió en una posición nueva para él y se llevó los elogios de su técnico, Fernando Vázquez.

 vázquez
“Otro jugador que
no fuera tan ganador como él, no habría aceptado ser lateral”

“Álex está entregado, es cien por cien jugador de equipo. Tuvo que marcar a un jugador dificilísimo (Ronaldo). Estuvo para sacarse el sombrero. Otro jugador que no fuera tan ganador como él no aceptaría jugar de lateral, fuera de su posición, después de haberle dejado en el banquillo”, apuntó el de Castrofeito.

El centrocampista fue lateral ante el Real Madrid, pero el pasado 18 de noviembre, ante el Levante, jugó en su posición natural, en el centro de la defensa y bajo palos.

En esa cita fue titular en el centro del campo, pero las lesiones de los dos centrales, Carlos Marchena y Zé Castro, obligaron al técnico que tenía el Deportivo entonces, José Luis Oltra, a retrasarlo al centro de la zaga a los 14 minutos de partido como pareja del canario Aythami Artiles.

Y ahí estuvo Bergantiños hasta que a los 69 minutos, después de que el entrenador del Deportivo hubiera realizado ya las tres sustituciones, la segunda amarilla a Aranzubia cambiara de nuevo el rol del centrocampista.

Se puso la camiseta del guardameta riojano, los guantes, y se situó bajo palos, donde estuvo la última media hora de partido, en la que encajó el segundo gol de los valencianos, obra de Barkero con un disparo con rosca desde la frontal del área y ajustado al poste derecho de la portería, inalcanzable para el improvisado cancerbero.

“No sé si Dani (Aranzubia) habría parado el gol que encajé porque fue un disparo ajustado”, explicó entonces a los periodistas. La afición de Riazor le premió coreando su nombre tras el gol y también al final del encuentro a pesar de que el Deportivo había encajado su sexta derrota de la temporada.

El equipo coruñés acumula ahora quince, nueve más que entonces, y Álex ha sumado a su experiencia la posición de lateral derecho. “Este año me ha tocado jugar un poco de todo. Ante el Madrid era una situación complicada porque no estoy acostumbrado a jugar en ella, pero intenté hacerlo lo mejor posible para ayudar al equipo”, declaró.

Álex no es el único del Depor que se ha tenido que situar en otras posiciones. Otro centrocampista, Jesús Vázquez, también ha sido improvisado lateral izquierdo y central.

Álex, el jugador todoterreno