El “Aquarius” abandona Malta mientras otro barco con 177 migrantes a bordo espera a que le asignen un puerto

Parte de los migrantes que iban a bordo del “Aquarius”, que desembarcó en Malta el miércoles | DOMENIC AQUILINA (efe)
|

El barco “Aquarius” de la ONG SOS Mediterranee y Médicos sin Fronteras (MSF) zarpó ayer de Malta tras desembarcar a 141 inmigrantes, mientras que un buque italiano con otros 177 a bordo espera que le asignen puerto, en un nuevo pulso entre las autoridades maltesas e italianas.
El “Aquarius” llegó el miércoles a Malta después de rescatar el pasado viernes a 141 inmigrantes y solo después de que las autoridades maltesas consiguieron llegar a un acuerdo con Francia, Alemania, España, Portugal y Luxemburgo para que estos países acojan a los rescatados.
A última hora del miércoles, se conoció que también Italia acogerá a una parte de los migrantes del “Aquarius”, a pesar de que el ministro del Interior, Matteo Salvini, había asegurado que no se haría cargo de ninguno de ellos y les negó puerto seguro. En un comunicado después de atracar el buque de SOS y MSF, el Gobierno de Malta informó de que llegaron 97 hombres y 44 mujeres y de que doce de ellos fueron llevados al Hospital Mater Dei para recibir tratamiento (incluidos dos mujeres embarazadas y cinco niños menores de cinco años). El resto de los inmigrantes fueron acompañados al Centro de Marsa para ser identificados.
Como ya ocurrió con el barco de la ONG alemana Lifeline hace algunas semanas, en unos días comenzarán a ser reubicados en los seis países que se mostraron dispuestos a aceptarlos. Los inmigrantes del “Aquarius” comunicaron que proceden de Bangladesh, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal, Togo, Egipto, Eritrea, Marruecos y Somalia.
El equipo médico de MSF denunció que en estos días pudieron comprobar que muchos tenían heridas de bala o quemaduras hechas con mecheros, cuchillos ardiendo o agua hirviendo, o habían sido golpeados con palos. La ONG francesa reconoció en Twitter “el papel de las autoridades maltesas para ofrecer un puerto seguro” a los migrantes. No obstante, reiteró que se requieren “progresos” para que haya “un modelo sostenible de búsqueda y salvamento para afrontar la crisis humanitaria en curso” en el Mediterráneo.
Todo indica que la situación vivida por el “Aquarius” se volverá a repetir en breve ya que Salvini anunció que pedirá a Malta que se ocupe de los rescatados por un segundo barco, este italiano.
Salvini había informado de la existencia de un buque con 177 migrantes en dificultad que se encontraba en aguas maltesas y que era “acompañado hacia aguas italianas” por las autoridades de Malta.
El ministro dijo posteriormente que, “sin que Interior fuese informado”, un barco de la Capitanía de Puerto italiana se hizo cargo del rescate de los 177 migrantes “que se encontraban aún en aguas de Malta”. “Los malteses ayer habían asumido la responsabilidad de una intervención para ayudar a un barco con 177 migrantes, como es justo, ya que estaban en sus aguas. Un barco había acudido a la zona, pero no prestó ayuda y se limitó a acompañar el barco a aguas italianas”, dijo Salvini en un comunicado.
“He pedido al barco italiano que contacte con las autoridades de Malta, donde se produjo el rescate, para que dispongan de un puerto para el desembarco”, agregó el ministro. El Ministerio del Interior difundió la petición de la Guardia Costera para que se ocupe Malta de estos 177 inmigrantes, entre los que se encuentran 6 mujeres y 34 menores. Trece de ellos tuvieron que ser evacuadas a la isla italiana de Lampedusa debido a su estado de salud. l

El “Aquarius” abandona Malta mientras otro barco con 177 migrantes a bordo espera a que le asignen un puerto