Regreso al trabajo en Abegondo con el objetivo de olvidar la euforia y pensar solo en el Elche

|

  Oltra tiene esta semana un papel muy importante con su equipo, conseguir que la euforia se olvide, pasar página después del derbi de Balaídos y conseguir que sus hombres se centren en un partido muy importante que, de acabar con victoria, hará aún más ‘grandes’ los tres puntazos conseguidos en Balaídos.

Con la baja segura de Riki se verá cómo evoluciona Bruno Gama, otro de los jugadores que acabó con molestias en el derbi de Vigo, mientras que el resto de componentes del equipo que jugó ante los celestes está recuperado, eso sí, después de la jornada de descanso de ayer y de la de recuperación en la ciudad deportiva del lunes, ya que todo el equipo acabó literalmente ‘fundido’. Esta mañana, desde las diez y media, Oltra empezará a trabajar con los suyos, a voz en grito, buscando la intensidad necesaria que el equipo ha de poner sobre el césped ante un rival que llega a Riazor sin nada que perder y con mucho que ganar, pues era uno de los favoritos al principio y ahora está fuera de los puestos de promoción. Por ello es importante la concentración y la intensidad, no sólo de los jugadores, sino de la grada, el número ‘12’, como Borja, del equipo coruñés- Vencer en los partidos de casa y arañar algo fuera es garantía de ascenso a tenor de los 27 puntos que restan y las diferencias con 2º y 3º.

Regreso al trabajo en Abegondo con el objetivo de olvidar la euforia y pensar solo en el Elche