El robo del "Códice Calixtino" ya tiene libro, canción y serie televisiva

|

Santiago de Compostela, 13 sep (EFE).- El rocambolesco robo del "Códice Calixtino" que conmocionó a la sociedad gallega en el verano de 2011, llegará ahora a las pantallas, tras ser versionado musicalmente merced a una idea del polifacético Paco Lodeiro, Calixto, y después de ser reflejado en papel.

La producción de TVG y Ficción Producciones, dirigida por Jorge Cassinello, se presenta como un relato que profundiza en la vida cotidiana del ladrón confeso, el cual es un hombre aparentemente sencillo y religioso que, no contento con sustraer más de tres millones de euros de la Catedral de Santiago, decide robar una de las piezas más valiosas que se conservan en su biblioteca.

Cassinello, que piensa que, cuando una reliquia desaparece, su valor y vínculo social se multiplican, ha manifestado hoy que este material audiovisual está aderezado de un "componente de ficción interesante que nos permite contar una buena historia". con "un factor Colombo interesante".

El actor Miguel de Lira interpreta al taciturno electricista Manolo Fernández, un hombre que irá mostrando, a medida que avanzan las distintas indagaciones, una compleja personalidad repleta de obsesiones, traumas y trastornos de todo tipo. Sus rutinas, junto a su misterioso pasado, sirven de hilo conductor a la ficción.

Un sonriente De Lira ha indicado que esta semana rodó dos días, pero "fueron exquisitos", y ha bromeado con el hecho de que, si los guionistas han dejado sin escribir algunas cosas, "tendremos que sugerirlas nosotros".

El humorista Carlos Blanco, el juez, ha puesto el guiño irónico y ha comentado que no puede desvelar cómo preparó su personaje, porque "es secreto de sumario", por lo que únicamente ha apuntado que, si le gusta hacer de magistrado, es porque en esta ficción puede echarle la bronca a los agentes policiales, "y eso es algo que agradezco mucho".

El comisario recae en Francis Lorenzo, que justamente estaba leyendo la novela "La leyenda del Santo Oculto", escrita por el juez gallego José Antonio Vázquez Taín, cuando esta propuesta llegó a sus manos. "Me hace mucha ilusión. Aprendo y crezco, y eso para un actor es un regalo", ha asegurado.

El presidente de la Academia Galega do Audiovisual, Antonio Mourelos (da vida al extorsionador Silveira), se ha referido al reparto como "de lujo", y María Vázquez, la inspectora Marina, ha subrayado que "estamos muy contentos".

Antonio Durán, Morris, perfectamente caracterizado como el deán, está convencido de que, con esta sustracción, cada uno tiene una imagen de lo que pudo haber pasado, y que él, colonizado por las canas para este papel, aunque prefiere decir que es "rubio por completo", se ha puesto al servicio de lo que quiere contar Cassinello.

Mamen Quintas, de Ficción Producciones, ha agradecido este soleado sábado la implicación de TVG y de Agadic, así como la oportunidad de contar con el "mejor director" para hacer esta película, y la ayuda de la Catedral y el extraordinario apoyo del Ayuntamiento de Santiago.

"Es el mejor reparto que tuvo una película gallega", ha opinado, y el elenco ha echado en falta a Luis Tosar, algo para lo que Camilo Franco ha tenido respuesta: "Sí que está Luis Tosar, era el secreto mejor guardado: hace de 'Códice'".

Aunque en realidad, el juicio por el robo del "Códice Calixtino", del que se ha declarado autor el electricista gallego Manuel Fernández Castiñeiras, que trabajó como autónomo para la Catedral de Santiago, está pendiente de fecha.

El robo del "Códice Calixtino" ya tiene libro, canción y serie televisiva