Estados Unidos realiza una prueba defensiva con misiles frente a las costas de Hawái

Un grupo de ciudadanos contempla el lanzamiento del misil en una pantalla gigante en Pyongyang | Kyodo (reuters)
|

La Armada de Estados Unidos llevó a cabo ayer una prueba defensiva con misiles frente a las costas de Hawái, en el marco de la escalada de tensión en la región por los continuos test nucleares y con proyectiles balísticos de Corea del Norte.
La Agencia de Misiles Defensivos de Estados Unidos (MDA) explicó en un comunicado que el simulacro se realizó desde el “USS John Paul Jones” con misiles guiados que perseguían interceptar objetivos de medio alcance.
La MDA aclaró que el ejercicio ya estaba programado, aunque tuvo lugar veinticuatro horas después de que Corea del Norte lanzara un misil balístico que cayó en aguas japonesas.
Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró ayer que hablar “no es la solución” con Corea del Norte, que recrudeció su amenaza sobre la región del Pacífico con el reciente lanzamiento de un misil que sobrevoló Japón.
“Estados Unidos ha estado hablando con Corea del Norte y pagándoles dinero de extorsiones durante veinticinco años. ¡Hablar no es la solución!”, señaló Trump en su cuenta de Twitter.

Todo sobre la mesa
El martes Trump ya advirtió de que “todas las opciones están sobre la mesa” y consideró que el lanzamiento de este nuevo misil es un signo más del “desprecio” de Pyongyang por “sus vecinos, por todos los miembros de las Naciones Unidas y por las normas mínimas de comportamiento internacional aceptable”.
Trump no concretó qué está considerando la Casa Blanca, aunque este mes ya avisó en Twitter de que “las soluciones militares están completamente preparadas, listas para el combate, por si Corea del Norte actúa de forma imprudente”.
Corea del Norte llegó a decir que su último test fue una “advertencia” a Estados Unidos y un “preludio significativo para mantener a raya a Guam”, una isla del Pacífico occidental que pertenece a EEUU y es sede de importantes bases militares estadounidenses.
Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, admitió que el último lanzamiento de misiles norcoreano, “violó las resoluciones de Naciones Unidas y minó los tratados de no proliferación”, por lo que tendrá una respuesta por parte de la comunidad internacional.
“China no está a favor (de la prueba balística) y por tanto estamos trabajando con otros miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, destacó Wang en una rueda de prensa en la que prometió que “daremos la respuesta necesaria al reciente lanzamiento de misil”.
Wang indicó que ambos países asiáticos “son vecinos y tienen una vieja amistad, pero al mismo tiempo Corea del Norte ha violado las resoluciones, por lo que China, como miembro permanente del Consejo de Seguridad, debe tomar una posición clara”. l

Estados Unidos realiza una prueba defensiva con misiles frente a las costas de Hawái