Después de más de ochenta días, Paula y Luis están de vuelta en A Coruña

|

Después de ochenta y tres días, Paula Cadena y Luis García, los dos coruñeses “atrapados” en Colombia por la crisis del coronavirus, están de vuelta en A Coruña. “Tras casi tres meses y ocho mil mails a la embajada en España”, explica Luis desde su casa, donde ambos cumplen la cuarentena marcada por Sanidad. Tanto en el aeropuerto colombiano como al aterrizar en Madrid se sometieron a los oportunos controles, pero la norma establece que “cualquier ciudadano que haya estado en el extranjero debe aislarse catorce días”, señala Luis antes de matizar: “Ahora por lo menos estamos en casa, en A Coruña”. Allá también estuvieron confinados desde el 20 de marzo, cuando el Gobierno de Duque decretó el aislamiento preventivo obligatorio en la República de Colombia. 

Volaron a principios de marzo para pasar las vacaciones y, aunque intentaron adelantar su regreso, resultó imposible por las restricciones impuestas en España. También sin éxito, volvieron a intentarlo el mismo día que tenían que volar –el  que  tenían contratado para sus vacaciones– “pero se encontraron  que  su vuelo estaba cancelado y nadie les había informado”, indicó Javier, su hermano, a este diario.
El aislamiento decretado en Colombia complicó aún más la situación de Paula y Luis. Sin dinero y con los hoteles cerrados, tuvieron que alojarse en la casa de unos familiares de ella, que los acogieron compartiendo con ellos el confinamiento por el Covid-19. “Una amiga nos avisó de la existencia de un grupo creado por otros españoles en nuestra misma situación y contactamos con ellos”, comenta Luis García. Durante semanas, lo emplearon para comentar cada caso, avances e intentos de contacto con la Embajada de España. “Creo que éramos unos setecientos y durante semanas nadie respondió a nuestras llamadas ni correos, y cuando lo hicieron apuntaron a los obstáculos existentes para volver”, continúa, aún conmovido, este vecino de A Coruña.

“Finalmente, el 24 de mayo nos llamaron de la embajada para decirnos que podíamos volar, o el 26 o el 29. Elegimos el 29 y volamos con otros 250 españoles en un Avianca", una de las aerolíneas más importantes de Suramérica, en quiebra por el Covid-19.

Después de más de ochenta días, Paula y Luis están de vuelta en A Coruña