Rajoy y Cañete abren la precampaña con ataques a la herencia dejada por el PSOE

GRA080. TOLEDO, 12/04/2014.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y próximo cabeza de lista del PP
|

El candidato del Partido Popular a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, arropado por el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, arrancó su precampaña con el mensaje de que, pese a la herencia socialista, el Ejecutivo le dio la “vuelta al calcetín” y recuperó para España un papel importante en Europa.
En su presentación como cabeza de lista del PP en un acto que se celebró en el Palacio de Congresos El Greco de Toledo, Arias Cañete puso al anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como ejemplo de la mala gestión en España y en Europa.
Es la misma idea que repitió el presidente del Gobierno, quien además de defender a Cañete como “el mejor” candidato para las elecciones europeas advirtió a los votantes de que si no gana el Partido Popular se retrocederá en la recuperación.
Ante un auditorio abarrotado, Rajoy llamó a los militantes a movilizarse para evitar ese riesgo y después de poner en valor las virtudes de Arias Cañete, del que –dijo–que los socialistas “no le querían ver ni en pintura”, ironizó con la tardanza en su designación: estaba esperando a ver si el PSOE, “en vez de meterse con la gente”, hacía propuestas.

en el banquillo de Europa
Las críticas al principal partido de la oposición se sucedieron durante toda la intervención de Mariano Rajoy, acusándoles de haber dejado casi a España “en el banquillo” de Europa, de haberla sumido en “su peor depresión”, y de negar antes la crisis y ahora la recuperación.
“¿Cómo confiar en un partido que tiene tan grave conflicto con la realidad, que o bien se engaña a sí mismo, o pretende engañar a los españoles o las dos cosas a la vez?”, se preguntó el presidente del Gobierno, quien sentenció: “Parece mentira, pero siguen sin aprender nada”.
Aunque dio por segura la victoria del PP en los comicios europeos, advirtió: “Todo lo que no sea ganar, sería retroceder en el camino de la recuperación, y vamos a ganar porque los españoles quieren votar por su futuro y no por volver a un pasado que, lamentablemente, todos recordamos y sufrimos”.

Rajoy y Cañete abren la precampaña con ataques a la herencia dejada por el PSOE