El Constitucional avala por unanimidad que el PDeCAT tenga un grupo propio en el Senado

|

El Tribunal Constitucional falló por unanimidad a favor del recurso de amparo del PDeCAT con respecto a formar grupo propio en el Senado, que fue rechazado en dos acuerdos de la Mesa de la Cámara Alta durante el mes de agosto. Desde las filas del PDeCAT entienden que la nulidad de estos pactos les otorga automáticamente el grupo propio en el Senado y muestra la “persecución” política del Partido Popular (PP).
Según informó ayer el portavoz, Josep Lluis Cleries, esta sentencia supone un “duro revés” al PP, “que controla la Mesa” y pone de manifiesto que durante once meses “se han vulnerado los derechos fundamentales de los senadores del PDeCAT por parte de la Mesa del Senado”.
Por ello, el PDeCAT exige a la Mesa de la Cámara Alta la constitución “inmediata” del grupo, al entender que se tiene que restablecer “con carácter retroactivo” sus derechos parlamentarios. A juicio de Cleries, el Tribunal anula los acuerdos de agosto y les otorga grupo propio: “Esto quiere decir que el grupo queda constituido desde el mes de agosto. Nosotros reclamamos nuestros derechos con carácter retroactivo”.
“Esto ha significado que nuestros senadores no puedan participar en todas las comisiones, ponencias y la restricción al control del Gobierno”, subrayó.
Preguntado por la necesidad de hacer una propuesta a la Mesa con el préstamo de senadores de otros grupos para llegar a diez parlamentarios, límite para tener grupo propio, Cleries considera que no es necesario que el PDeCAT negocie otra fórmula ya que el año realizó una solicitud con esos diez senadores.
Consideran que la sentencia restablece su derecho a tener grupo “automáticamente”, porque lo que queda denegado es el acuerdo de la Mesa para rechazar el grupo. “Es esta la base de la decisión del Tribunal Constitucional, el Tribunal no emplaza a una nueva solicitud, lo que hace es anular los acuerdos de la Mesa que no nos concedía grupo”, aseguró ayer el portavoz.

Uso partidista de la mesa
En las filas de la formación independentista entienden que esta sentencia pone de manifiesto el uso partidista de la Mesa y en especial del PP, al que acusan de gestionar la Cámara Alta como su “cortijo” y haber emprendido “una persecución” contra el PDeCAT en respuesta a la actividad política de los independentistas.
Ante fallo, el portavoz del grupo popular en el Senado, José Manuel Barreiro, exigió ayer al PDeCAT que guarde el “mismo respeto” a las decisiones que toma el Tribunal Constitucional tanto cuando reconoce el derecho a sus cuatro senadores a formar grupo propio como cuando impide celebrar el referéndum soberanista.
Barreiro expresó el “respeto total y absoluto” del PP a la sentencia del Constitucional que reconoce al PDeCAT su derecho a disponer de grupo parlamentario propio en el Senado, pero reclamó esa misma actitud para con el tribunal en otras ocasiones en las que en vez de defender a “cuatro senadores independentistas” lo hace “con 47 millones de españoles”. Así que en su opinión los el PDeCAT y los otros independentistas tendrían que valorar del mismo modo las decisiones del TC “en todos lo casos” y no respetar unas sí y otras no según del convenga, como ocurrió con las “descalificaciones” que dirigieron en varias ocasiones al Tribunal. l

El Constitucional avala por unanimidad que el PDeCAT tenga un grupo propio en el Senado