Una avalancha de llamadas provoca el colapso del teléfono de Volkswagen

PPL23 FRÁNCFORT DEL ODER (ALEMANIA) 01/10/2015.- Un dispositivo mide los niveles de emisiones del motor diésel de un Volkswagen Golf 2.0 TDI en un taller de Fráncfort del Oder (Alemania) hoy, 1 de octubre de 2015. Los ministros de Com
|

El número de teléfono gratuito que habilitó ayer el grupo automovilístico Volkswagen para informar a los clientes afectados en España por la manipulación de las emisiones del motor diésel EA 189 EU 5 volvió a funcionar con normalidad tras haberse colapsado por la mañana.
El grupo automovilístico habilitó un número de teléfono gratuito (900 180 361) para informar a los clientes afectados en España sobre los vehículos de las marcas Volkswagen, Seat, Audi, Skoda y Volkswagen Vehículos Comerciales. La línea telefónica, que comenzó a prestar servicio ayer a las 9.00 horas, presentó durante la mañana una sobrecarga en la red que finalmente se solucionó.
Las fuentes consultadas explicaron que fue “tal la avalancha de llamadas” que el teléfono quedó colapsado.
Además, Volkswagen puso en marcha ayer una herramienta online en la que los clientes podrán comprobar si su coche está afectado por el caso del software que manipulaba las emisiones.
Esta herramienta ya está disponible en su página web, aunque en un principio no iba a habilitarse hasta la próxima semana. A través de ella, los usuarios pueden comprobar de manera “inmediata” si su coche está afectado en el caso del software, para lo que tendrán que introducir el número de bastidor. En el caso de España, el grupo alemán dijo que hay 683.626 unidades de esas marcas referidas que tienen el motor diésel EA189 UE5, lo que no significa que tengan activo el programa informático.
Por otro lado, la Policía alemana investiga qué directivos de alto rango del fabricante automovilístico Volkswagen conocían el fraude por la manipulación de motores diésel, que le ha llevado a perder un 43 por ciento en Bolsa desde el día en que se destapó el escándalo.
El grupo alemán lleva a cabo su propia investigación, que ha encargado al bufete de abogados estadounidense Jones Day.
La manipulación podría haberse decidido en los años 2005 y 2006, cuando presidía el grupo Volkswagen Bernd Pischetsrider y dirigía la marca Volkswagen Wolfgang Bernhard.

Una avalancha de llamadas provoca el colapso del teléfono de Volkswagen