La entronización del dios Momo entre nubes abrirá un Carnaval pasado por agua

|

Los coruñeses que ultiman sus disfraces tendrán que pensar en una alternativa a prueba de agua si quieren lucir sus caracterizaciones los próximos días. Las previsiones de MeteoGalicia apuntan que la de hoy será la única jornada de celebración que no estará pasada por agua.
La entronización del dios Momo –a las 21.00 horas en el Obelisco– se celebrará entre nubes y claros que se irán convirtiendo en cielos cubiertos con el paso de las horas.
Así, en uno de los días grandes, el de mañana, la lluvia estará muy presente. La predicción indica que será el día más lluvioso del carnaval coruñés, con precipitaciones constantes durante el desfile de carrozas y comparsas –a partir de las 17.30 horas desde la Torre hasta María Pita– que irán rebajando la intensidad y la duración los días siguientes. Las temperaturas, no obstante, serán más suaves que en años anteriores, con 11 grados de mínima y 13 de máxima previstos para mañana.
El resto de las jornadas del Entroido las mínimas estarán en los 12 grados y las máximas, en los 16. La probabilidad de que haya que sacar los paraguas será alta, pero las precipitaciones alternarán con periodos en los que se combinarán las nubes y los cielos despejados.
Los más pequeños de la casa y los choqueiros de la calle de la Torre podrán celebrar el martes su día de fiesta en la calle sin mojarse demasiado, aunque tendrán que tener el chubasquero listo para los momentos en los que el agua se una a la celebración. 
El miércoles, el entierro de la sardina tendrá un toque más fúnebre con la lluvia que acompañará a los dolientes en su recorrido hasta la playa de San Amaro.
Aunque el Carnaval coruñés acabe con ese último acto, la lluvia se quedará al menos hasta el viernes.

La entronización del dios Momo entre nubes abrirá un Carnaval pasado por agua