Tranvías pide a la Xunta que retrase el acceso al centro de los autobuses metropolitanos

Copia de El Ideal Gallego-2017-04-06-005-3f17e206
|

La Compañía de Tranvías lanzó ayer toda una serie de reivindicaciones sobre el transporte urbano e interurbano entre las que una de las cuestiones más llamativas fue la solicitud de paralización del Plan Metropolitano de la Xunta hasta que se publique el plan a nivel autonómico en agosto. Asimismo, los representantes de la empresa abogaron por crear un Consorcio Metropolitano de Transportes para repensar toda la red de autobuses públicos de la comarca como un todo. 
Tras una larga reflexión sobre el ejemplo de Madrid en lo relativo al transporte público después de recibir a uno de sus impulsores en un foro celebrado hace unos días en la ciudad, el gerente y el director de Tranvías, José Prada e Ignacio Prada, respectivamente, defendieron la necesidad de aplicar cambios en la visión actual de este servicio. 
Su principal reivindicación es la necesidad de retrasar la penetración de las líneas interurbanas en Entrejardines y la plaza de Pontevedra para analizar de nuevo la ordenación del transporte, pero esta vez desde un punto de vista metropolitano. El gerente y el director siempre han mostrado su disconformidad con la llegada de los interurbanos a puntos conflictivos del tráfico pero ayer advirtieron de que el plan gallego que se dará a conocer en verano podría obligar a cambiar todo de nuevo, dado que incluso caducaron algunas concesiones del servicio en municipios limítrofes. 
Por ello apelaron al sentido común y también invitaron al Ejecutivo gallego a aguardar hasta que se aclaren las cuestiones técnicas sobre la construcción de la futura estación intermodal.
Pese a pedir esa paralización momentánea, sin estar convencido de que sus argumentos se escuchen, Ignacio Prada defendió nuevamente la propuesta de Tranvías de poner en marcha un gran intercambiador en la zona de Cuatro Caminos. 
“El estudio propuesto para justificar esta medida  (respecto al acceso hasta Entrejardines) presenta una serie de errores técnicos y omisiones tales que ponen en duda la conveniencia de decidir sobre este asunto basándose en sus conclusiones, lo cual ya se ha mencionado en las alegaciones presentadas por la Compañía de Tranvías”, subrayaron.

Argumentos contradictorios
“Se trata de hacer lo mejor también para el transporte metropolitano que es acercarlos más al centro pero sin que ello redunde en una peor frecuencia”, razonó. En este sentido ambos representantes incidieron en que mientras la Consellería de Infraestructuras les sigue asegurando que no habrá la incidencia negativa que ellos prevén para el tráfico del entorno de los Cantones, ayer entregaron un escrito del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en el que la Xunta usa el mismo argumentario que ellos para denegar la entrada al centro de los vehículos  de dos compañías. 
En concreto, el documento rechaza la idea de Ruta Bus S.A. Y Compañía Metropolitana de Transportes de A Coruña S.L., que surgió tras la extensión de una de las líneas urbanas hasta la localidad de Meicende, en Arteixo,  dado que el servicio solicitado presentaría “problemas de todo tipo” y ampliaría los tiempos. 
En este contexto, José Prada reconoció su interés porque se habilite un Consorcio de Transportes a nivel comarcal que decida sobre los temas importantes y reorganice las conexiones. “Hay que rediseñar la red de manera integral; es importante definir qué es urbano y qué es metropolitano”,  coincidió el director.
Al hilo de la solicitud hecha por unos vecinos del ayuntamiento de Culleredo para que el autobús de Alvedro pase por el Materno-Infantil y el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, el gerente aprovechó para defender la posibilidad de extender algunas líneas urbanas a los grandes núcleos de población que hay alrededor de la ría de O Burgo. 

Un casco urbano más amplio
En opinión de Ignacio Prada, estos se pueden considerar casi como “parte del casco” de A Coruña siempre y cuando no se extiendan demasiado las fronteras. Además, ambos aseguraron mantenerse al margen de si el servicio debería brindarlo la Compañía de Tranvías u otra de las empresas concesionarias de algunas líneas metropolitanas. 
Al hilo de esta cuestión, José Prada recordó que ya al poco de llegar Francisco Vázquez a la alcaldía de A Coruña se pactó con el regidor de Oleiros, Ángel García Seoane, una línea de autobús que conectaría ambos municipios beneficiando también a Culleredo y Cambre. 
“A dos días de que entrase en servicio la Xunta avisó de que irían en contra de la legalidad” y podría implicar multas y el plan se truncó. Sin embargo, hace unos años la ley se modificó y permitió ampliar una línea hasta llegar hasta el pueblo de Meicende. Por los mismos motivos entienden que esta extensión también sería viable en lugares como Perillo, O Temple o Vilaboa. l

Tranvías pide a la Xunta que retrase el acceso al centro de los autobuses metropolitanos