El rey rinde homenaje a su padre y al “gran proyecto de concordia nacional” que inició

|

El rey Felipe VI rindió ayer un “sencillo, pero muy profundo y lleno de gratitud”, homenaje a su padre, el rey Juan Carlos, al cumplirse estos días 40 años de su proclamación como monarca y comenzar entonces su andadura convocando a los españoles a un “gran proyecto de concordia nacional”.
En su discurso en el acto central que se celebró en la Fundación Cotec, Felipe VI recordó en presencia de Don Juan Carlos el “impulso y apoyo constante” que este dedicó a este proyecto, pero le quiso rendir homenaje “por una obra aún mayor”.
“El domingo recordamos todos que hace 40 años comenzaste tu andadura como rey con el gran objetivo y deseo de serlo de todos los españoles, convocándoles a un gran proyecto de concordia nacional”, manifestó el monarca, arrancando así los aplausos del público asistente.
“Es un proyecto en permanente construcción; sobre nuestros éxitos, nuestras esperanzas y alegrías como nación. También sobre nuestros errores, aprendiendo de ellos. Pero siempre con el compromiso solidario de generación tras generación para afianzar nuestro progreso y bienestar, y para contribuir al del resto del mundo”, subrayó. 
Por otra parte, el rey señaló que España cambió mucho en los últimos años en materia de I+D+i, pero reconoció que la situación “dista mucho de ser óptima” y ha pedido no caer “en la autocomplacencia”.
“No se trata solo de mirar al pasado y felicitarnos por lo mucho que hemos avanzado. Se trata de conocer el y reconocer, en nuestros éxitos, las capacidades para construir un futuro todavía mejor”, declaró.
Felipe VI apuntó que España “dispone de talento y capacidades tecnológicas de primer nivel”, así como con mucha energía vital, creativa, prepara y con ambición. Sin embargo, indicó que el país debe “dar el salto de escala de lo singular”.
A su juicio, “el gran reto pendiente” es que “el conjunto de la ciudadanía y la sociedad, y en particular las pymes, asimilen la innovación como un atributo propio”.

El rey rinde homenaje a su padre y al “gran proyecto de concordia nacional” que inició