Berlusconi niega en el juicio por el caso Ruby que haya habido sexo en su residencia

Berlusconi camina por los pasillos de los juzgados de Milán efe
|

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi negó ayer que se hayan producido “escenas de sexo” en su casa, durante la declaración que realizó ante el Tribunal de Milán por el juicio del llamado caso Ruby, en el que está imputado por supuesta incitación a la prostitución de menores y abuso de poder.

“Puedo excluir, con absoluta tranquilidad, que se hayan desarrollado escenas de naturaleza sexual en mi casa”, dijo Berlusconi en el aula.

 

declaración

Como estaba previsto, Berlusconi no se sometió al interrogatorio de los fiscales y tomó la palabra para realizar una declaración sobre su versión de los hechos.

El exprimer ministro también negó las acusaciones de prostitución al aseverar que nunca dio dinero por relaciones intimas a las personas que acudieron a sus casas.

Berlusconi también aclaró la llamada que hizo a una comisaría de Policía de Milán en la noche del 27 al 28 de mayo de 2010, donde estaba detenida acusada de un robo la joven marroquí Karima El Marough, más conocida como “Ruby”, y que había frecuentado las fiestas del ex mandatario.

Esta llamada es la causa por la que la fiscalía de Milán le acusa de abuso de poder. Berlusconi volvió a mantener al respecto que creía que Ruby era la sobrina del entonces presidente egipcio Hosni Mubarak y que intervino para “evitar un incidente internacional”.

Berlusconi niega en el juicio por el caso Ruby que haya habido sexo en su residencia