El Ayuntamiento gastará más en bicicletas que en la Renta Social

Un usuario de BiciCoruña coge una bicicleta en el Cantón Grande | javier alborés
|

El Ayuntamiento está decidido a llevar a cabo en 2018 las políticas de movilidad que, por una razón u otra, no ha podido realizar antes, y con ese motivo han destinado para la Concejalía de Movilidad diez millones de euros. Solo en bicicletas, el Gobierno local espera gastar más de un millón de euros. Si se tiene en cuenta que, en 2016 el Gobierno local rebajaron 1,24 de los 2,1 millones de euros que había destinado a la renta social, y que el presupuesto destinado a este programa se mantendrá inalterable el próximo año, se puede comprender la importancia del proyecto.
El objetivo del área que dirige Daniel Grandío es conseguir una renovación integral del sistema para el alquiler de bicicletas públicas (BiciCoruña). Se duplicará el número de estaciones, llegando a las 46, para las que se adquirirán 500 bicicletas nuevas, de las cuales la mitad son eléctricas. Grandío quiere que el vehículo a pedales sea “un elemento común na imaxe da nosa cidade” y recordó que se ejecutarán ocho kilómetros de carril bici con una inversión de 1,1 millones de euros: recorrerán la plaza de A Palloza, Ciudad Escolar, Fernández la Torre y el área metropolitana, en la zona de A Pasaxe.
 

Fin del contrato de autobuses
Pero lo que realmente marca este año en el ámbito del transporte es que, debido a una normativa europea, finaliza el contrato del transporte público que lleva dos décadas en manos de la Compañía de Tranvías, desde el año 87. El Ayuntamiento quiere aprovechar para licitar un contrato nuevo, que incluye los cambios que considera necesarios para “a movilidade do século XXI” y por eso contrató a la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona para que defina la nueva red de transporte. Desde Tranvías, su presidente, José Prada, se mostró confiado en que podrán optar al concurso en las mejores condiciones aunque aún espera que los tribunales le den la razón y permitan que el contrato se extinga en 2024.
A estas novedades hay que añadir la de que este mismo mes se pondrá en marcha la segunda parte del plan de integración del transporte metropolitano por parte de la Xunta, que llevará los autobuses del área al centro de la ciudad, como ya hace con Oleiros y Culleredo.

El Ayuntamiento gastará más en bicicletas que en la Renta Social