La UE exige a las redes sociales la retirada de contenidos terroristas

|

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea reclamaron a las plataformas online como los medios sociales que desarrollen tecnologías para detectar y retirar de forma “automática” contenidos que inciten al terrorismo de sus redes y también abrieron la puerta a adoptar “medidas legislativas relevantes a nivel de la UE, en caso necesario”.
La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, cuyo país ha sido uno de los más castigados por los últimos atentados terroristas en Mánchester y Londres, incidió en la necesidad de que los países colaboren en materia antiterrorista para detener la propagación del radicalización online y evitar que el extremismo tenga un espacio en “seguro” en la red.
Los líderes europeos dejaron claro que los últimos atentados terroristas han “reforzado” su determinación de cooperar entre ellos para combatir el terrorismo y garantizarán la seguridad interior, y para ello prometieron que combatirán “la radicalización online” y dejaron claro que esperan que la industria desarrolle tecnologías y herramientas para la detección y retirada “automática” del material terrorista. 
Además, no descartan promover “medidas legislativas relevantes a nivel de la Unión Europea, en caso necesario”, según las conclusiones que aprobaron tras la primera sesión de la cumbre, celebrada en Bruselas.

Protección
“Estamos pidiendo a las compañías de medios sociales que hagan lo que sea necesario para impedir la difusión de material terrorista en internet. Esto significa en la práctica desarrollar herramientas claras para detectar y retirar tales materiales automáticamente y si se necesita también estamos listos para adoptar la legislación relevante”, resumió en rueda de prensa el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que dejó claro que están “plenamente decididos a proteger” a los ciudadanos de la amenaza terrorista
Los Veintiocho acordaron “acelerar” los “esfuerzos colectivos” contra los combatientes extranjeros y los individuos radicalizados en Europa, incluido con “medidas legales”, y coordinar sus esfuerzos para facilitar el intercambio de información “rápido y dirigida” entre las autoridades policiales y judiciales, “incluido con socios fiables”. También mejorarán la interoperabilidad de sus bases de datos.
Los líderes de la Unión Europea también pidieron resolver el problema de las comunicaciones encriptadas que utilizan los terroristas para comunicarse y avisaron de que, aunque hay que “salvaguardar” la privacidad, “el acceso a pruebas electrónicas es esencial para combatir el terrorismo y el crimen serio”, por lo que “la disponibilidad de los datos debe estar asegurada”. 
Con el objetivo de estrechar el control, los líderes europeos esperan un acuerdo “en breve” sobre el nuevo sistema que registrará las entradas y salidas de terceros países que crucen las fronteras externas del espacio Schengen y “antes de final de año” el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viaje (ETIAS) a semejanza del que ya existe en Estados Unidos y que permitirá controlar de antemano a los extranjeros que no necesitan visado para viajar a Europa.

May ofrece que “ningún europeo” sea obligado a abandonar el Reino Unido tras el Brexit 

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, aseguró ayer durante la cumbre a sus socios en la Unión Europea que no se obligará a “ningún europeo” que resida legalmente en el Reino Unido a abandonar el país cuando se lleve a cabo el Brexit y que se le dará la “oportunidad de regularizar” su situación.
La voluntad del Gobierno es “intentar” que los ciudadanos comunitarios sean tratados como si fueran británicos en cuestiones como la salud, la educación, prestaciones sociales y pensiones, según indicaron fuentes británicas.
.Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó ayer que “sueña” con la posibilidad de que el Reino Unido se quede finalmente en la Unión Europea, puesto que su experiencia política le ha demostrado que “los milagros ocurren”, pero admitió que es “realista” con respecto al Brexit.
“Todavía tengo un sueño, la política sin sueños sería una pesadilla. Si tuviesen la experiencia de la parte de Europa de la que vengo sabrían que los milagros ocurren”, declaró el político, que creció en la Polonia comunista. l

La UE exige a las redes sociales la retirada de contenidos terroristas