El primer ministro tunecino dará paso a un Gobierno tecnócrata que preparará las elecciones

Varios manifestantes rodean la ambulancia donde se encuentra el cadáver de Chukri Bel Aid efe
|

El primer ministro tunecino, Hamadi Yabali, prometió ayer la formación de un nuevo Gobierno integrado por tecnócratas independientes, cuya misión será la preparación de elecciones en el menor tiempo posible.

En un discurso a la nación pronunciado pocas horas después del asesinato del político opositor Chukri Bel Aid, Yabali aseguró que la misión del nuevo Ejecutivo será salir “de esta situación excepcional lo antes posible”. El asesinato de Chukri Bel Aid ha desatado la indignación de la oposición política tunecina y de los ciudadanos, que protagonizaron protestas multitudinarias en todo el país para pedir la dimisión del Gobierno.

En Túnez capital, y en otras ciudades como Gafsa, Sfax, Susa, Monastir, Siliana, El Kef , Sidi Busid, Kebili y Medenin, miles de manifestantes se concentraron de manera espontánea para condenar el asesinato a tiros de Bel Aid, dirigente del Partido de los Patriotas Demócratas Unificados, que había comenzado su carrera política en el país en la clandestinidad.

En la capital, la Policía disolvió con contundencia a los varios miles de ciudadanos que confluyeron en la céntrica avenida Habib Burguiba, frente al Ministerio del Interior, al grito de “Ali Laridi (Ministro de Interior), vete, y “Gobierno, vete”.

Paralelamente, los principales partidos de la oposición, reunidos en torno a la alianza liderada por la formación del ex primer ministro tunecino Beyi caid Essebsi, Nidá Tunis, y a la plataforma de izquierda Frente Popular por los Objetivos de la Revolución, en la que estaba integrado el partido de Bel Aid, anunciaron su retirada temporal de la Asamblea Nacional Constituyente.

Al mismo tiempo pidieron la dimisión del Gobierno, del primer ministro y de los presidentes del país y del Parlamento.

En una rueda de prensa encabezada por Hama Hamami, líder del Partido de los Obreros Comunistas de Túnez, principal agrupación del Frente Popular, la oposición lamó también a una huelga general coincidiendo con la celebración del funeral de Bel Aid.

El primer ministro tunecino dará paso a un Gobierno tecnócrata que preparará las elecciones