Santi Potros sale de prisión tras 31 años de reclusión por 40 asesinatos

Santiago Arrospide Sarasola fue excarcelado ayer de la prisión de Topas, en Salamanca | efe
|

El histórico etarra Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros, disfruta ya de su libertad tras 31 años en prisión por 40 asesinatos, ante la resignación de las víctimas del terrorismo, que reclaman impedir que se celebren actos de homenaje, y los reproches entre PP y PSOE a cuenta de sus políticas sobre ETA.
Potros (Lasarte, Guipúzcoa, 1948) fue excarcelado de la prisión de Topas (Salamanca) tras pasar 31 de sus 70 años en la cárcel, 13 en Francia y 18 en España, y superar el cumplimiento máximo de privación de libertad.
Se trata de la persona que ordenó los atentados más sanguinarios de ETA, entre ellos el del Hipercor en Barcelona, con 21 muertos, o el de la plaza de la República Dominicana en Madrid, en el que fallecieron doce guardias civiles.
El principal temor de las víctimas son los homenajes de bienvenida que puedan celebrarse en el País Vasco, si bien por el momento no hay indicios de la preparación de actos para recibir a Potros, que, tras la ruptura del alto el fuego de ETA en 2006 con el atentado en la T-4 de Barajas, se sumó al sector crítico con la banda terrorista.
“Dolor tremendo” 
Son imágenes, las de los homenajes, que causan un “dolor tremendo”, asegura la abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo Carmen Ladrón de Guevara y advierte que denunciarán cualquier gesto como un delito de humillación a las víctimas. “Se lo hemos prometido”, asegura.
El Gobierno sostiene que estará atento: “Si hay un delito que puede ser subsumido en el enaltecimiento del terrorismo o menosprecio de las víctimas, evidentemente para eso están las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”, garantizó el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.
La excarcelación de Potros también llevó al líder del PP, Pablo Casado, a instar al Gobierno a “extremar las precauciones” para impedir los homenajes a presos de ETA y en particular a Arrospide Sarasola. Defendió por ello la necesidad de una ley de memoria, dignidad y justicia, para que las víctimas sean recordadas y en la que quede constancia de que no se “toleran homenajes a terroristas”.
Tampoco el PP, dijo, “va a tolerar ningún acercamiento de presos etarras” a cárceles del País Vasco, porque “no cabe un beneficio a asesinos que no han tenido la decencia” de ayudar a esclarecer 300 atentados, y advirtió al Ejecutivo de que “tendrá la oposición frontal” si lo hace.
Volvió también a manifestarse en contra de la retirada del recurso contra la ley vasca de víctimas de abusos policiales, al defender que “en España no ha habido abusos policiales, sino muchos policías y guardias civiles” asesinados por ETA.
“Pupilo de Aznar” 
Antes estas manifestaciones, la secretaria de la UE del PSOE, Iratxe García, reprochó a Casado, al que definió como “el pupilo de Aznar”, que utilice de forma irresponsable “el dolor de las víctimas” del terrorismo para atacar al Gobierno.
La eurodiputada lamentó que el PP, en lugar de optar por una oposición constructiva, se haya apoyado “en el miedo y en los populismos” al hacer “bandera” en su discurso de un posible traslado de presos de ETA al País Vasco.
El acercamiento, dijo, “no es un beneficio penitenciario”, y eso es algo que debería tener claro “un pupilo de Aznar”. l

Santi Potros sale de prisión tras 31 años de reclusión por 40 asesinatos