El Atlético casi tira su pase a los octavos de final

el cuadro rojiblanco fue incapaz de traspasar la defensa del rubin kazan efe
|

El Atlético de Madrid sufrió su primera derrota de la temporada en el Vicente Calderón en el peor momento, en la ida de dieciseisavos de final de la Liga Europa ante el Rubin Kazan, una muralla inaccesible para el conjunto rojiblanco, doblegado por 0-2, el último de los goles de César Navas en el tiempo añadido cuando Sergio Asenjo subió a rematar un córner.

Ni 45 minutos en superioridad numérica, por la expulsión de Roman Sharonov al borde del descanso, le sirvieron al equipo madrileño para levantar el 0-1 de Gokdeniz Karadeniz al comienzo del encuentro ni para minimizar un resultado horrible, que le obligará a ganar en la vuelta del próximo jueves en el estadio Luzhniki de Moscú, aún más con el surrealista, incomprensible y ridículo segundo tanto.

A los cinco minutos, el Atlético ya se encontró con el peor escenario: un gol en contra, anotado por Gokdeniz Karadeniz, que aprovechó un rechace de Sergio Asenjo a disparo del venezolano Salomón Rondón (0-1), y un oponente dispuesto a presionar cada acción del equipo madrileño, sin margen para pensar con el balón.

Lo notó el conjunto rojiblanco, que chocó contra el entramado defensivo del Rubin.

Apagado por las bandas, cerrado por el centro, el Atlético se atascó en ataque toda la primera parte. Y sufrió en defensa, porque el Rubin, sin demasiados alardes, aprovechó los momentos de descontrol atrás de los locales para poner a prueba a Asenjo, atento para detener un amenazante control dentro del área de Rondón.

 

movió ficha simeone

Movió ficha Diego Simeone el descanso. Entró Koke por Mario Suárez. En otro bando, el Rubin prosiguió con su partido, ahora, con uno menos, más atrás, más junto en su campo, limando cada minuto a la carrera contrarreloj del conjunto rojiblanco por un resultado menos malo para el encuentro de vuelta del próximo jueves.

No hallaba la fórmula para entrar en la defensa rival. Probó Cristian Rodríguez desde lejos, acumuló saques de esquina, presencia ineficaz en terreno contrario, del que ya no hacían ni intención de salir los rusos.

Más ataque contra el muro ruso, en un partido que ya parecía de balonmano y solo en campo visitante, pero sin lanzamientos, porque ni el Rubin descuidaba su fortaleza ni el Atlético lograba la solución al problema planteado por su rival, salvo en disparos desde lejos despejados por Ryzhikov.

El Rubin logró aún más premio, cuando Asenjo subió a rematar un saque de esquina y César Navas aprovechó la contra para marcar.

El Atlético casi tira su pase a los octavos de final