Más comunidades niegan la entrada de “allegados” durante la Navidad

Varias personas cruzan una calle bajo las luces navideñas en Barcelona | efe
|

La Región de Murcia impedirá la entrada de “allegados” al territorio de la comunidad los días 24, 25 y 31 de diciembre, y 1 de enero, y ordenará para esas mismas fechas el cierre de bares y restaurantes de las 18.00 a las 21.00 horas con vistas a evitar grandes aglomeraciones en las horas previas a Nochebuena y Nochevieja.  

El presidente del Gobierno murciano, Fernando López Miras, hizo este anuncio en rueda de prensa tras la reunión del comité de evaluación del coronavirus, que también recomendó la realización de test de antígenos a los residentes fuera de Murcia que viajen a la región a reunirse con sus familiares en Navidad.

Acompañado por el consejero de Salud, Manuel Villegas, el jefe del Ejecutivo regional detalló el alcance de unas medidas “vitales, para evitar que prolonguemos una ola hoy contenida” y, entre éstas, citó la “nada agradable” decisión de cerrar entre las 18.00 y las 21.00 horas la hostelería, que podrá reabrir hasta el toque de queda, fijado ambas noches para la una y media de la madrugada.

Además, en Nochebuena y Nochevieja, así como en los almuerzos de Navidad y Año Nuevo, se podrán reunir hasta un máximo de diez personas procedentes de tres unidades familiares, mientras que el resto de días se mantendrá la limitación a seis personas, tanto en reuniones privadas como en bares y restaurantes.

Por otro lado, el consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó adelantar el toque de queda previsto para las noches del 24 y 31 de diciembre. De esta manera, la restricción horaria será finalmente a las 00.30 horas, y no a la 1.30 como estaba previsto.

Así lo confirmaron fuentes del Gobierno autonómico, que indican además en cuanto al resto de medidas adoptadas que se mantiene vigente el decreto aprobado la pasada semana y que entra en vigor este miércoles.

Respecto a la restricción de entrada y salida de personas de Castilla-La Mancha, se excepciona entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, para los desplazamientos a territorios que sean lugar de residencia habitual de familiares o personas allegadas de quienes se desplacen, cumpliéndose en todo momento los límites a la permanencia de grupos de personas que sean aplicables.

Excepcionalmente, los encuentros con familiares o con personas allegadas para celebrar las comidas y cenas navideñas de los días 24, 25 y 31 de diciembre y del 1 de enero quedan condicionados a que no se supere el número máximo de diez personas, salvo que se trate de convivientes.

 

Salvoconducto en Madrid

Asimismo, la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112) publicará en las próximas horas un modelo de salvoconducto para que los madrileños que salgan de Madrid por las causas estipuladas puedan presentarlo a los agentes en caso de que se lo requieran durante el nuevo cierre perimetral de la región que comienza el miércoles y que durará hasta el 6 de enero.

Además, unos 7.000 policías nacionales y guardias civiles vigilarán el cumplimiento de las medidas antiCovid, entre ellas las restricciones a la movilidad, estas navidades en la región, según informó el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

Por otro lado, Ceuta ofrecerá desde hoy y hasta el 5 de enero a las personas que visiten la ciudad para ver a familiares y allegados la posibilidad de someterse a test de antígenos gratuitos, tal y como ya se está haciendo con los universitarios que residen en la Península y regresar durante las fiestas navideñas.

Más comunidades niegan la entrada de “allegados” durante la Navidad