Betanzos - García ordena cerrar los accesos al puente de madera para evitar posibles accidentes

|

El Ideal Gallego-2011-07-13-023-1ee2353b

lucía tenreiro > betanzos
  El Ayuntamiento de Betanzos cerró los accesos al puente de madera del Mandeo. Con esta medida, la Concejalía de Infraestructuras trata de prevenir cualquier incidente en la pasarela, instalada en 1993 para unir A Ribeira y O Xuncaliño. El responsable del área ordenante, Antonio Vázquez Lorenzo, considera que esta decisión “debió adoptarse hace tiempo para evitar riesgos innecesarios a los vecinos”. En este sentido, teniendo en cuenta que en una ocasión anterior se colocaron sendas vallas en los extremos, el edil socialista reconoció que éstas no fueron suficientes: “Había que prohibir el paso de forma inmediata, comprobada el estado de deterioro de la plataforma y el peligro al que se exponen las personas que la atraviesan”, indicó Vázquez Lorenzo.
El PSOE de García Vázquez, en minoría al frente del consistorio, no entiende los motivos por los que el anterior gobierno no ejecutó las obras de sustitución hace meses y siguió permitiendo el tránsito entre ambas márgenes.
Así, el equipo dirigente aseguró ayer que, tal y como mantuvo su formación política en la oposición, la Demarcación de Costas del Estado en Galicia “autorizaba realizar los trabajos habida cuenta de su urgencia, al margen de continuar, por otras vías, el procedimiento administrativo oportuno para obtener el permiso de la concesión de ocupación del dominio público marítimo terrestre”.

Obras > En cualquier caso, el actual gobierno municipal, que acaba de adjudicar las obras por 181.552,68 euros, confía en poder iniciar los trabajos de sustitución del puente   lo antes posible.
“Es más –continuó Antonio Vázquez– habiendo dinero consignado, fruto del acuerdo alcanzado por el anterior alcalde socialista (Manuel Lagares) y la Obra Social de Novacaixagalicia, y con la aportación municipal necesaria ya reservada, no entendemos el empecinamiento que hubo para no resolver este problema”.
En cuanto a las previsiones para el reemplazo, Infraestructuras apunta a los meses de septiembre u octubre, ya que, en este momento, la empresa adjudicataria ya trabaja en su construcción.
En los 90, el Ayuntamiento de Betanzos realizó una serie de mejoras en O Malecón de A Ribeira y
Caraña, en ambos márgenes del Mandeo. La intervención más importante se centró en la construcción de un nuevo malecón, al norte, entre A Ponte Vella y O Xuncaliño, paralelo a la Calella de Caraña, y la adecuación del que discurre a lo largo de la N-651. En el malecón norte se construyó también de un paseo fluvial de trescientos metros de longitud.
La falta de conexión entre las orillas, al margen de A Ponte Vella, en la salida hacia Ferrol y con una gran densidad de circulación, llevó al consistorio a plantear la colocación de un puente peatonal que permitiría el enlace directo entre los paseos sin los peligros del tráfico rodado.
Sin embargo, la zona precisaba una pasarela de al menos 2,5 metros de ancho y la distancia a salvar era de 40, por lo que se optó por un puente de madera, ya que si se empleasen vigas de hormigón, la altura necesaria “sería exagerada”. El uso de madera posibilitaba una instalación rápida, un soporte de carga bajo y su integración en el entorno.

Betanzos - García ordena cerrar los accesos al puente de madera para evitar posibles accidentes