Las nuevas áreas comerciales revelan sus estrategias para captar clientes

El Ideal Gallego-2019-09-27-014-6e7782a4
|

Con los proyectos para efectuar obras esperando los permisos de distintas administraciones, los grupos empresariales detrás de la recuperación de Espacio Coruña y Dolce Vita –que ahora pasará a llamarse Breogán Park– empiezan a mostrar las claves que utilizarán para atraer a la clientela a esos nuevos centros comerciales. Mientras que en A Grela se reacondicionará el espacio para crear naves que den cabida a establecimientos medianos y no tan reducidos como los que tenía el Dolce Vita, la constructora Inbisa anunció ayer que apostará por la “diferenciación” en la oferta de la gran superficie de Someso, dando más cabida al ocio y la experiencia que a la compra en sí. 

Después de varios años de ejecución de un plan atractivo, la empresa propietaria de Espacio Coruña espera el visto bueno municipal para comenzar con la reforma interior del centro y ayer reveló que el reto es adaptarse al cambio de deseo del cliente tipo. 

“Tenemos un reto importante, que es el de adaptarnos al nuevo modelo, ya no tan centrado en las compras, sino enfocado en la experiencia del cliente”, concretó la gerente de esta infraestructura, Jéssica Fonticiella. 

Se intentará conseguir ese objetivo “a través del entretenimiento, ofreciendo una oferta diferencial y unos estándares de calidad altos”, porque quieren posicionarse “como un punto de encuentro para la relación entre las personas”. Por ejemplo, de momento se ha reforzado con la apertura del centro de actividades artísticas El laboratorio, la previsión de inaugurar un nuevo gimnasio más grande en 2020 y el funcionamiento de una escuela de música y un establecimiento dedicado a celebrar fiestas infantiles. 

Además, están por cerrar otros acuerdos como también sucede en el caso del Breogán Park, que se construirá en el solar que actualmente ocupa Dolce Vita (cerrado en enero de 2014). El proyecto consiste en la reforma del inmueble existente, que cuenta con 170 locales comerciales, para transformarlo en un parque comercial de menor superficie ocupada en planta y destinado a medianas superficies. 

En medio se creará “una plaza arbolada destinada a aparcamiento exterior, que permitirá mejorar la integración paisajística del edificio, así como la percepción de la facilidad de acceso”.

Las nuevas áreas comerciales revelan sus estrategias para captar clientes