El Cerceda empató un partido en Igualada en el que pudo pasar de todo

|

 

El Club Patín Cerceda sumó un nuevo empate, el tercero consecutivo, tras un partido en Igualada lleno de alternativas y en el que hubo emoción incluso cuando parecía que ya no se iba a mover más el marcador. Nuevamente a los de Juan Copa les tocó remar contracorriente, remontaron y se pusieron por delante, pero al final su rival al menos salvó un punto. Ya son muchos empates seguidos y los rojiblancos esperan que la victoria ya no se demore más, y la puedan conseguir delante de sus aficionados el domingo, con la visita al González Laxe del Calafell.
De todas formas, el comienzo fue como el final. Habían transcurrido solo 48 segundos cuando Pla adelantaba a los arlequinados. 1-0, pero nada de nervios en el Cerceda, que ya ha pasado recientemente por esta situación.
El minuto 18 fue decisivo. Primero llegó la expulsión de Garreta y luego la de Fariza. El que mejor se movió en esa situación fue el Igualada, que gracias a Vives obtuvo el 0-2.
Tras el descanso, el Cerceda salió a por todas. Solo tres minutos tardó David Torres en reducir las diferencias. Y a falta de diez minutos, Grasas puso el empate a dos goles.
Transcurría el tiempo y la victoria podía caer de cualquiera de los dos lados. Hubo que esperar a veinte segundos para el final para ver el increíble desenlace. Décima falta del Igualada y José Ramón transforma la directa. 2-3. Los arlequinados se rearmaron y, seis segundos después, Baliu ponía el 3-3 que sería definitivo. Los dos equipos siguen sin perder y suman un punto que puede que les sepa a poco. n

El Cerceda empató un partido en Igualada en el que pudo pasar de todo