El alcalde de Ourense acusa al PP de crear la tormenta perfecta “para aniquilarlo”

GRA171. OURENSE, 15/04/2014.- El alcalde de Ourense, Agustín Fernández (c), tras el pleno extraordinario celebrado esta mañana en el ayuntamiento de Ourense, en el que el alcalde informará de la apertura del expediente de supue
|

El PPdeG y Democracia Ourensana reclamaron ayer la dimisión del alcalde de Ourense, Agustín Fernández, en un tenso pleno en el que el regidor acusó a los populares de crear la “tormenta perfecta para aniquilarme”.
La sesión celebrada ayer durante cerca de hora y media para debatir sobre la urbanización de la calle en la que reside el alcalde se saldó con la demanda de la oposición –a excepción del BNG– de pedir la dimisión del regidor, así como con un encendido cruce de declaraciones entre el portavoz del PP, Rosendo Fernández, y cargos socialistas.
El consistorio acogió una sesión extraordinaria para analizar la apertura del expediente de supuestos cobros indebidos por la urbanización de la avenida Clara Corral Aller, donde está la vivienda del alcalde, con fondos del Plan E, un debate del que se ausentaron los nacionalistas al considerar su celebración un paripé.
El regidor ourensano consideró el pleno una “tomadura de pelo” y “una pérdida de tiempo”, motivada por la “resurrección anómala” de un expediente ya “archivado” y cuya reaparición vinculó a la “inquina” del PP.
En su exposición, Fernández defendió la legitimidad de la devolución del aval de 10.600 euros, tras lo cual criticó la “resurrección” de un expediente que tiene su origen “en un documento falso” de cuya filtración hizo responsable al PP, para quien ha pedido responsabilidades.
La petición de dimisión fue aprobada con los votos a favor del PP y Democracia Ourensana (13), y el rechazo de los diez concejales socialistas (10) –en ausencia de una edil–, mientras que el BNG no participó en la sesión.
Las obras de urbanización de la calle Clara Corral Aller se han convertido en centro de polémica a raíz de la denuncia presentada por el PP por supuestas irregularidades en la ejecución de las obras, adjudicadas en 2009 con cargo al plan E.
Por estos hechos, el PP había acusado al alcalde de los supuestos delitos de prevaricación y malversación de fondos.
El alcalde había votado a favor de la licencia de obra en 1991 y depositó un aval de 10.633 euros para acometer las obras de su casa, que se le devolvió, con los informes favorables ante las críticas de los populares.

El alcalde de Ourense acusa al PP de crear la tormenta perfecta “para aniquilarlo”