“El Consorcio con A Coruña sería una entidad con mucha fuerza”

Carlos Calvelo no ve correcta la revisión del padrón de basuras realizada por el Consorcio
|

Carlos Calvelo es el alcalde de Arteixo. Comenzó su segundo mandato con polémica al plantear la posibilidad de que el Ayuntamiento abandone el Consorcio das Mariñas.

¿Cuándo se plantean abandonar el Consorcio? 
Después de la experiencia de Augarsa, de pasar de gestión privada a pública, observamos que la pública de servicios esenciales funciona bien en este municipio. Teniendo ya la estructura creada, casi sin incremento de personal, podríamos hacernos cargo de la gestión de la basura. Con los resultados del agua, nos planteamos una entidad superior, que, por economía de escala, beneficiaría a Arteixo. No queremos irnos del Consorcio, lo que queremos es gestionar las basuras.

¿Tendría sentido un Consorcio sin las basuras? 
Lo que tendría sentido es que en la transformación de consorcio a mancomunidad se incluya una carta de servicios, que es lo que pedimos, y que cada uno elija a qué se adhiere y a qué no. A nosotros sí nos gustaría seguir en la mancomunidad, pero, a lo mejor, apartando a Arteixo de la gestión de las basuras y poder hacer un servicio público, refrendado por el resultado del agua.

Se lo dicen a sus socios en septiembre. ¿Cómo se lo toman? 
Le damos la noticia en septiembre que es cuando nos dan los estatutos de la mancomunidad. Queremos entrar en la mancomunidad pero con esa carta de servicios, porque no tiene sentido hacer la transformación para solo seguir gestionando las basuras. Tiene que ser un concepto más amplio, se podría incluir el transporte, más servicios sociales, deportivos, culturales o una especie de base común para la tramitación urbanística para que todos sepan claramente cómo tienen que pedir las licencias, para que sea una verdadera mancomunidad con los mismos servicios para todos los vecinos.

Lo plantean y ¿la reacción? 
De inicio no les pareció bien. Respetamos su opinión, porque quizá el tiempo se nos echaba encima, pero hasta recibir los estatutos... No se aclaraba bien si éramos un municipio sistémico. No estábamos de acuerdo. Se podría decir que en las formas no les gustó por el tiempo, pero sí que hay municipios que nos dan la razón en las reivindicaciones que hacemos nosotros.

Ángel García Soane les acusó de querer, en realidad, “colocar a moitas persoas”... 
El alcalde de Oleiros  es una persona que siempre elogiamos por la gestión de su municipio. Somos diferentes ideológicamente, pero tiene un ayuntamiento bien gestionado urbanísticamente, en equipamientos, en infraestructuras... Para nosotros muchas veces es un referentes y queremos conseguir una gestión muy similar. Pero creo que esas declaraciones no fueron muy adecuadas porque, como le decía, nosotros ya tenemos la estructura creada, no necesitamos nada más, solo necesitamos los empleados de la recogida de basuras que vendrían subrogados por parte del Consorcio y que ya estaban anteriormente en el servicio. Ya tenemos personal administrativo que se encarga de pasar el recibo del agua y el de las basuras lo gestiona la Diputación que, asumiéndolo, supondría un ahorro de 125.000 euros, solo con emitir en el mismo recibo del agua las basuras. Similar a lo que hace A Coruña, Oleiros o Culleredo. Podríamos bajar directamente nueve euros el recibo a los vecinos y podría servir para los gastos del servicio de agua y tenerlos amortizados. Es economía de escala, crearías una estructura que es a lo que debe tender un municipio de 31.000 habitantes.

Seoane es de diferente color político pero Santiso no; ¿esta polémica ha supuesto algún problema dentro del PP? 
No, a ver. Una cosa es ser del mismo partido político y otra cosa es exponer tus ideas de una gestión. Con Santiso tenemos muy buena relación, pero nosotros ante un problema que se debe analizar y con el que llevamos muchos años: la recogida, Nostián, el coste... Que es el más caro casi de toda Galicia. Nos planteamos que deberíamos buscar una solución para ofrecer un mejor servicio y un mejor precio a los vecinos, y aunque seamos del mismo partido podemos  estar en desacuerdo y cada uno tiene su pensamiento y es totalmente respetable. Respetamos al presidente del Consorcio, que creemos que está haciendo un buen trabajo.

En el pleno de septiembre criticaron con dureza al Consorcio y una semana después el Consorcio detectaba que vecinos de Arteixo y Sada no pagaban ¿Cree que fue una venganza? 
–Se Ríe– No creo que fuese una venganza. Lo que pasa es que en Arteixo detectaron a 1.100 vecinos que no pagaban, que supone unos 200.000 euros. Si lo que detectaron son vecinos que están viviendo y no están pagando, pues el procedimiento es correcto. Lo que no nos parece correcto es lo que están haciendo, donde cualquier tipo de vivienda incluso en ruinas, sin luz y sin agua, también les cobran y creo que es excesivo y me gustaría saber si este mismo tratamiento se ha dado en todos los municipios. No tiene sentido cobrarle el recibo de basuras si es una casa en la que no se puede vivir y habría que ver, porque muchas veces los contenedores no cumplen con la distancia legal. Nosotros sí ofrecemos a los vecinos que no estén de acuerdo con ese pago, que se vengan por aquí para redactar una instancia de queja, porque te cobran cuatro años y rondan los 500 euros. Estamos perdiendo el sentido de lo que es el servicio, porque si tú generas basuras, tú pagas, si no generas, con una casa abandonada de hace 20 años, no. No nos parece correcta esta revisión y si se hace a todos, bien, pero si solo es en Arteixo o Sada no es correcto, pero no creemos que haya sido ningún tipo de venganza.

En ese pleno, hablaron de inmovilismo en el Consorcio... 
Sí, a ver, es verdad que el Consorcio desde que se creó sigue manteniendo el mismo funcionamiento, lo único que se ha ampliado es el servicio de lacería y un Consorcio que agrupa a nueve municipios, puede luchar por unos objetivos más amplios, y solo se dedica a las basuras y a la lacería. Creo que tendríamos que aspirar a ser un ente con capacidad de decisión, a la hora de solicitar fondos o en servicios tan importantes como el transporte, culturales, educativos... Agrupar municipios para solo realizar un servicio... Al final la denominación en vez de Consorcio podría ser agrupación de “concellos” para la recogida de basuras. 

Dicen que es necesario que entre A Coruña, pero, ya hubo una mancomunidad con A Coruña que fracasó ¿Por qué es ahora imprescindible? 
A Coruña tiene vinculaciones muy importantes con municipios del Consorcio. Entiendo que A Coruña tiene que valorar la situación de la recogida de basuras que tienen un precio bastante bajo en comparación con nosotros y con un problema muy grave en Nostián. Creo que A Coruña y el Consorcio deberían trabajar conjuntamente porque es una concesión que se acaba en el 2021 y después qué va a pasar, con un déficit brutal, con demandas de treinta millones de euros por la gestión. El Consorcio es cliente preferente, pero sin ninguna participación ¿Por qué necesitamos A Coruña? El plan de transporte metropolitano no se puede hacer sin hablar con la ciudad, en muchos de los servicios que se pueden consorciar puede estar. Hablamos de una mancomunidad con A Coruña de 400.000 habitantes, que creo que sería, por economía de escala, una entidad con mucha capacidad y fuerza para gestionar los temas que afectan al área metropolitana como las infraestructuras. Sería bueno que estuviésemos todos en la mancomunidad y poder pedir y hacer proyectos de las grandes infraestructuras viarias o temas importantes como la regeneración de la ría de O Burgo, o los servicios sociales, que todos estamos muy preocupados. Creo que la suma de todos supondrían mejores resultados.

¿Ha hablado con Ferreiro? 
Sí, yo tengo buena relación con el alcalde de A Coruña y le planteé que tienen, y tenemos, un problema grave con Nostián que hay que resolverlo. Las carreteras, la gratuidad de la  autopista, el transporte... La EDAR de Bens, constituida por cinco municipios y es una base para ver cómo funciona. El Consorcio con A Coruña funcionaría verdaderamente como mancomunidad, con un peso específico para pedir proyectos y gestionar las nuevas infraestructuras.

“El Consorcio con A Coruña sería una entidad con mucha fuerza”