En Marea expulsará a las cuatro personas que accedieron al censo

El miembro de la coordinadora de En Marea, Gonzalo Rodríguez | xoán rey (efe)
|

El responsable financiero y de la custodia del censo de En Marea, Gonzalo Rodríguez, abrió ayer la puerta a expulsar a “cuatro personas” que accedieron de forma irregular a este en el marco de las elecciones primarias, que fueron paralizadas.
Las elecciones internas para elegir a la nueva dirección de En Marea que debían celebrarse con normalidad desde el sábado día 1 de diciembre a las 09.00 horas hasta el lunes día 3 a la misma hora, se pararon el mismo sábado por irregularidades en el censo.
Las auditorías conocidas ayer por la tarde revelan que desde cuatro direcciones IP –las que indican el ordenador en cuestión– accedieron sin garantías al censo de la formación, aunque no hubo variación en él. De estas cuatro direcciones, dos pertenecían al Comité Electoral por lo que la Comisión de Garantías pide la revocación de este órgano y también estudia pedir la expulsión de la formación.

Vulneración
Esta revocación e incluso el estudio de una posible expulsión se debe a una “vulneración de ética y de la confidencialidad” que no se puede permitir si En Marea quiere ser un partido garantía de cambio en este país. “Si en En Marea queremos cambiar las cosas y que la política sea distinta”, aspectos como “una mayor responsabilidad y una mayor transparencia” son “innegociables”.
“A partir de ahí queremos construir un relato creíble”, remarcó Rodríguez, que considera que este asunto “afecta internamente y externamente” al partido, puesto que muestra que hay unas “reglas de juego que son las mejores y que deben ser respetadas internamente”.
Estas elecciones enfrentan a la lista “Coidando a Casa” encabezada por el actual portavoz, Luís Villares, y a “Entre todas”, liderada por el exdiputado en las Cortes David Bruzos y arropada por Podemos, Anova, EU y las mareas municipales de A Coruña, Santiago y Ferrol. Ahora, tras darse a conocer el resultado de la investigación, es el Comité Electoral el que tiene la potestad para elegir una nueva fecha para la realización de las elecciones primarias.
No obstante, Rodríguez incidió en que aunque la intención es votar con la “máxima celeridad” es probable que las medidas “cautelares” que se deben implementar para restaurar la “seguridad” no permitan votar este fin de semana. Según explicó, la intención es que se pueda votar “tan pronto como sea posible” pero una vez puestas en marcha una serie de medidas de seguridad que pedirán al Comité Electoral.
Entre ellas, destacó, se pedirá que con la emisión de cada voto se incorpore un SMS para que “la persona que vota sea la que tiene derecho a votar y no otra”. Esto, según Rodríguez, “no llevará demasiado tiempo” y no debería suponer una “dilación de los plazos”, aunque es probable que el próximo fin de semana no sea posible.
Rodríguez señaló que una de las auditorías se ha llevado a cabo por un técnico interno y otra de ellas por un “ingeniero, perito forense” de “contrastada experiencia” en labores similares. Estos informes registraron “todos los movimientos” en el acceso al censo que acreditaron “una serie de entradas de personas no autorizadas” y, por consiguiente, accedieron a datos confidenciales y a DNI. Sin embargo, “no se puede probar modificación” alguna en el censo durante las intromisiones.
Esta cuestión ha sido denunciada ya ante la Agencia Estatal de Protección de datos, ya que produjo una “cierta preocupación en el conjunto de los inscritos y la ciudadanía”.

En Marea expulsará a las cuatro personas que accedieron al censo