Duelo de necesitados

Los olívicos perdieron en el descuento ante el Villarreal| efe
|

Valladolid y Celta se encontrarán esta tarde en el regreso del fútbol al estadio José Zorrilla, toda una final para ambos equipos, que buscan encontrar una vía de escape o seguir de lleno en el calvario de la lucha por la supervivencia. 

El Celta tratará de disipar sus dudas y de paso meter de lleno en la pelea por eludir el descenso a su rival, sobre todo después de la pobre imagen que dio el cuadro vigués ante el Villarreal, en un partido en el que careció de pegada y evidenció que está lejos del nivel exhibido en el momento de la suspensión de LaLiga por la crisis sanitaria. Volvieron a encenderse las luces de alarma en Balaídos, donde se ha instalado el pesimismo. 

Revolución olívica
Óscar García Junyent revolucionará su once después del experimento fallido ante el conjunto castellonense, y es probable que recupere la línea de tres centrales para ganar solidez defensiva pese a la baja de última hora del capitán Hugo Mallo. Así rearmó a los suyos tras unos primeros 45 minutos, que fueron desastrosos, el pasado sábado. 

De confirmarse esa posibilidad, Aidoo, Murillo y Araujo actuarían en la línea de tres, con Brais Méndez y Olaza en los carrileros y el tridente Okay-Bradaric-Rafinha por dentro. Aspas parece indiscutible en ataque, por lo que la duda está en si Óscar devuelve al ruso Smolov al equipo inicial o sitúa a Denis Suárez como acompañante del internacional español. 

Dinamización pucelana
Ante la falta de público, el club pucelano que preside el brasileño Ronaldo Nazario llevará a cabo varias acciones para que llegue a los jugadores su aliento en este momento tan determinante de la campaña. Ha pedido a sus seguidores que graben la celebración de los goles o vídeos de ánimo, que reproducirán en el vídeomarcador para, de esta manera, arropar más a los jugadores en una cita que se presenta vital ante otro rival directo en la lucha por la permanencia. 

El técnico, Sergio González, podría incluir en la convocatoria a Kiko Olivas, quien no pudo jugar ante el Leganés por molestias, pero que ya se incorporó al entrenamiento del lunes con el grupo. 

Una sesión en la que, bajo la atenta mirada del presidente del club, Ronaldo Nazario, estuvieron todos los jugadores excepto el guardameta José Antonio Caro, quien aun no se ha recuperado de su lesión, por lo que volverá a ser sustituido en la lista de convocados por el portero del equipo filial, Samuel Pérez. 

El Valladolid se aferra al recuerdo de la pasada temporada, pues este encuentro ssirvió para que el equipo blanquivioleta diera un importante paso adelante en su lucha por seguir en Primera, al imponerse por 2-1. 

Buen precedente
Dicho partido fue el número 42 de la historia entre vallisoletanos y vigueses en los que el Pucela actuó como local y cuyo balance es positivo para los blanquivioletas, que han sumado veinte victorias, por nueve empates y trece derrotas ante el Celta de Vigo. 

Además, los vallisoletanos llegan a este choque con mucha motivación, tras lograr un importante triunfo ante el Leganés que les sitúa en la decimocuarta posición de la tabla, mientras que el cuadro gallego cayó en su enfrentamiento ante el Villarreal (0-1) y continúa en la decimoséptima plaza, con 26 puntos, seis menos que el Valladolid.

Duelo de necesitados