Hollande aboga por que Francia y Cuba potencien su influencia a nivel mundial

HAB315 LA HABANA (CUBA) 11/05/2015.- El presidente de Francia, Francois Hollande (c), saluda a varias personas mientras realiza un recorrido por el Paseo del Prado hoy, lunes 11 de mayo de 2015, en La Habana como parte de su visita oficial a Cuba. Holland
|

El presidente de Francia, François Hollande, que realiza una histórica visita a Cuba, abogó ayer porque las dos naciones no sólo amplíen sus vínculos bilaterales, sino que asuman un mayor liderazgo en el contexto internacional, en vista a la influencia que tienen en sus respectivos continentes.
“Quiero que podamos superar juntos nuevas etapas, que podamos hablar de nuestros países pero también de Europa y de América Latina”, manifestó Hollande en una conferencia ante estudiantes de la Universidad de La Habana y acompañado por el “número dos” del Gobierno cubano, Miguel Díaz-Canel.
Para Hollande, primer jefe de Estado francés que visita la isla, la relación entre Francia y Cuba se inscribe en un “marco mundial”, ya que ambos “tienen influencia en sus respectivos continentes”, Europa y América Latina, algo que deben aprovechar para estar “a la vanguardia de los retos y desafíos”.
Los retos internacionales actuales, como la seguridad, la lucha por la desigualdad, el desarrollo sostenible o el cambio climático, serán algunos de los asuntos que abordará con el presidente de Cuba, Raúl Castro.
“Venir a Cuba es venir a un país que representó para América Latina una forma de expresión, de reivindicación de la dignidad y de la independencia. Esto explica que desempeñe un papel importante en muchísimas mediaciones y favorezca la paz”, subrayó Hollande, quien destacó el rol de la isla en los diálogos de paz de Colombia.
En su primera aparición pública en La Habana, el presidente brindó el apoyo de su país a la mayor de las Antillas para que se supriman “esas medidas que tanto perjudicaron a Cuba”, en referencia al embargo que Estados Unidos mantiene desde 1962 y que asfixia la debilitada economía cubana.
“Todo lo que pueda hacer Francia para permitir que se tomen nuevas decisiones, que se confirme esa apertura, que esas medidas que tanto perjudicaron a Cuba puedan por fin anularse para que cada país sea respetado con su propia identidad. Esto es lo que tenemos que hacer”, precisó.
Esta visita se produce en pleno deshielo entre Cuba y EE.UU y en un momento en que la isla y la Unión Europea (UE) han decidido acelerar sus negociaciones para un acuerdo de diálogo político y cooperación, proceso de Hollande también ha venido a reforzar “como presidente de uno de los países fundadores” del bloque comunitario.
“Cuando regrese, en las reuniones europeas, contaré lo que ha sido este viaje”, dijo.

Hollande aboga por que Francia y Cuba potencien su influencia a nivel mundial