La CE recuerda a Grecia su compromiso de pagar la deuda a todos los acreedores

. Athens (Greece), 23/05/2015.- Greek Finance Minister Yanis Varoufakis parks his motorcycle outside the hall where a central committee of governing Syriza party takes place, in Athens, Greece, 23 May 2015. During the speech that Greek premier Tsipras del
|

La Comisión Europea (CE) recordó ayer que Grecia se comprometió de manera “inequívoca” con sus socios a honrar sus obligaciones financieras con todos sus acreedores, después de que Atenas generara dudas sobre si podrá cumplir o no con los pagos al Fondo Monetario Internacional (FMI) en junio.
“Estamos trabajando en el contexto de la declaración del 20 de febrero, en el que las autoridades griegas reiteran explícitamente su compromiso inequívoco de honrar sus obligaciones financieras con todos sus acreedores, plenamente y a tiempo”, señaló el portavoz de la CE Margaritis Schinas.
Recordó que el denominado Grupo de Bruselas prosigue con su labor y que la CE espera que el “trabajo duro continúe en los próximos días a fin de acelerar el proceso” y poder cerrar un acuerdo a nivel técnico con Grecia sobre las reformas que debe implementar en el ámbito de la última revisión del rescate al país.
Señaló que la CE no puede decir cuándo se podría llegar a un acuerdo entre ese organismo, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI y Grecia en el Grupo de Bruselas, que permitiría elevar la cuestión al Eurogrupo, foro informal que reúne a los ministros de Finanzas y de Economía de la eurozona.
“Hemos dejado repetidamente claro que desde nuestro punto de vista nos gustaría cerrar este proceso cuanto antes”, agregó.
El portavoz del Gobierno griego, Gavriil Sakelaridis, aseguró el domingo que el acuerdo con sus socios está muy cerca y se podría lograr antes de finales de mes o a principios de junio.
Aseguró además que el pago de salarios y pensiones a finales de mes “no se cuestiona”.
Respecto a los pagos en junio, cuando Grecia debe hacer frente a devoluciones por un total de 1.600 millones de euros al FMI, Sakelaridis recalcó que el Gobierno “quiere ser puntual” con sus obligaciones, tanto en las domésticas como en las exteriores, “tomando en cuenta los problemas de liquidez que existen”.
“En la medida en que estemos en condiciones de pagar, pagaremos”, recalcó. Sin embargo, el ministro griego del Interior, Nikos Vutsis, había dicho que Grecia no va a poder pagar al FMI los cuatro tramos del préstamo que vencen en junio.
“Los tramos de junio al Fondo Monetario Internacional, desde el 5 hasta el 19 de junio, son de 1.600 millones. Este dinero no se pagará, porque no está. Esto se conoce y se debate sobre la base de un cauteloso optimismo de que habrá un acuerdo que permita al país respirar”, dijo Vutsis. El ministro reconoció que hay serios desencuentros en algunos temas que, por el momento, no permiten alcanzar un acuerdo, pero recalcó que la existencia de un pacto “dará aliento al país” y será “económicamente viable e inspirador políticamente y abrirá perspectivas”.
Las líneas rojas del Gobierno, la oposición al recorte de salarios y pensiones y a la liberalización completa del mercado laboral, así como la reforma del IVA son los temas que generan mayor desacuerdo con las instituciones.
Sobre el contenido de lo acordado, Vutsis aseguró que el pacto no debe implicar más ajustes, sino pequeños superávit y un paquete de inversión.
Respecto al calendario de las negociaciones, dijo que se pueden extender hasta finales de junio o principios de julio.
El titular de Interior señaló, además, que cualquier acuerdo debe someterse a la aprobación del Parlamento y no descartó –como también lo ha planteado el primer ministro, Alexis Tsipras– la celebración de un referéndum en caso de que se alcance un acuerdo no beneficioso para Grecia.

La CE recuerda a Grecia su compromiso de pagar la deuda a todos los acreedores