Miles de personas salen a la calle para conmemorar un 1 de mayo marcado por la elevada tasa de paro

|

El Ideal Gallego-2011-05-02-002-ac998ab6

  l.f. > a coruña

  El empleo centró las reivindicaciones del Primero de Mayo, que se conmemoró en la ciudad, como viene siendo habitual, con las manifestaciones convocadas por UGT y CCOO y, por otro lado, la CIG. Los primeros, que partieron desde la plaza de A Palloza, portaban una pancarta en la que podía leerse el lema: “Empregos con dereitos. Contra os recortes sociais”. Y es que para los secretarios generales de ambas organizaciones, José Carrillo y Demetrio Vázquez, la reforma laboral aprobada por el Gobierno no ha servido para generar puestos de trabajo e, incluso, ha incurrido en una mayor precariedad, denunciaron, al abaratarse el despido.
Por eso, ambos coincidieron, durante la lectura del manifiesto ante la Delegación del Gobierno, en exigir tanto a los dirigentes estatales como a los autonómicos la articulación de medias para generar empleo. Carrillo destacó en este caso a la Xunta pues, indicó, “non é certo que non teña competencias en materia de emprego, porque están todas transferidas ás autonomías, agás as prestacións por desemprego”.
Asimismo, el líder de UGT también tuvo palabras de condena para las entidades financieras “porque pretenden que a crise a paguen os traballadores” y calificó de “indigno” su comportamiento por “non achegar o crédito nin aos cidadáns nin ás pequenas empresas”. Asimismo, defendió el papel de las cajas: “Non podemos deixar que desaparezcan”.
Ante las 3.000 personas que, según los datos de los organizadores –1.400 según la Policía Municipal–, acudieron a la marcha, Vázquez también hizo un llamamiento a la movilización de los trabajadores y los parados ahora más que nunca para defender sus derechos y exigir soluciones: “Cando aos traballadores nos regalaron nada? Tedes que estar na loita, saír á rúa!”.
En la movilización participaron dirigentes municipales, como las concejalas Nieves Vázquez y Yoya Neira, el candidato del PSOE a la alcaldía de Oleiros, Luis Vázquez, o el diputado autonómico, José Luis Méndez Romeu.
Aunque la organización frentista se movilizó por separado, desde la plaza de Vigo hasta la Subdelegación del Gobierno, coincidió en buena parte de las demandas de los anteriores. Su secretario comarcal, Paulo Carril, destacó la importancia de continuar con la contestación social en un momento “de especial virulencia da crise económica, que se pretende resolver empobrecendo máis aos traballadores e traballadoras, a través de, añadió, una intensa concentración “ao servizo do capital”.
La CIG calculó en 1.500 el número de asistentes, una cifra que el 092 rebajó hasta los 900. Estuvieron respaldados por representantes del BNG, como el candidato a la alcaldía, Xosé Manuel Carril, o el diputado gallego, Carlos Aymerich, y el estatal, Francisco Jorquera. Ante todos ellos, que marcharon bajo el lema: “Polo emprego, non ás reformas do capital. Defendamos os nosos dereitos”, Carril censuró la política de pacto social promovida por el Ejecutivo y la patronal “coa connivencia de UGT e CCOO”, porque “sacrifican os intereses da clase traballadora”. El nacionalista también criticó el proceso de “privatización das caixas de aforros e das poucas empresas que permanecían baixo control público”, así como las as consecuencias “da fracasada reforma laboral e da reforma do sistema de pensións, que dificultará o acceso ás memas e reducirá a contía das xubilacións futuras”, añadió.

El Ideal Gallego-2011-05-02-002-ac9ce20cEl Ideal Gallego-2011-05-02-002-ac9e8c7a

 

Miles de personas salen a la calle para conmemorar un 1 de mayo marcado por la elevada tasa de paro